Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El líder de UGT en Madrid dio a la central los 181.000 euros que cobró de Bankia

José Ricardo Martínez había sido acusado por dos diarios de embolsarse ese dinero

José Ricardo Martínez.
José Ricardo Martínez. EFE

Los 181.000 euros que ha recibido el secretario regional de UGT en Madrid, José Ricardo Martínez, por formar parte de distintos consejos o entidades de Bankia fueron “íntegramente” a las arcas del sindicato y no a su bolsillo. Lo explicó el sindicalista para responder a una información publicada por dos diarios según la cual Martínez “gana” ese “sueldo” al tiempo que critica los ingresos millonarios de los directivos de bancos.

El dirigente madrileño de UGT, que mañana irá en cabeza en la manifestación contra la reforma laboral del Gobierno, fue respaldado plenamente por el secretario general de la organización, Cándido Méndez. Según este, “no procede” hablar de dilema moral porque el dinero —de esta y de otras cajas en las que UGT tiene asiento— lo ingresa el sindicato, no el sindicalista.

El Mundo y La Razón habían publicado ayer que Martínez “se embolsó el pasado año de crisis” 181.000 euros de Bankia: 73.000 euros en dietas como miembro del consejo de administración y 108.000 de otras entidades participadas por el banco. “Yo no cobro ese dinero”, respondió el dirigente sindical. “En UGT, todos los compañeros que están en ámbitos de representación y perciben dietas las ingresan obligatoriamente en la organización”.

Martínez sugirió que detrás de esa información contra él “y contra el movimiento sindical” está la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre. Resulta curioso, opinó, que se haya publicado solo “dos días después” de que él tachara a Aguirre de “reliquia cañí del tardofranquismo”.

José Ricardo Martínez cobra 2.300 euros netos mensuales de Renfe, donde es técnico ferroviario, aunque lleva 26 años de liberado sindical (su jornada la dedica íntegra a su labor en UGT), según detalló ayer a este periódico. El dinero que le paga Bankia en dietas lo declara él a Hacienda pero se lo entrega al sindicato, y luego este abona el IRPF correspondiente. “Ni siquiera está claro si esos 181.000 euros son del año pasado o de los dos que llevo en Bankia. Lo estamos mirando. En cualquier caso, no me los he quedado yo”, insiste. Martínez no recuerda exactamente a cuántas reuniones del consejo asistió en 2011, pero calcula que hay más de 60 al año.

A la pregunta de si UGT considera justo que las cajas paguen dietas de esa categoría a sus consejeros, respondió: “Los salarios de la banca, en general, nos parecen exagerados. Y sí, estas dietas quizá habría que rebajarlas. Pero, dado que se perciben, nosotros las revertimos en beneficio de los trabajadores”.