Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jurado recibe el objeto del veredicto sobre el que decidirá el futuro de Camps

El magistrado entregará el cuestionario que contestará si el expresidente es culpable o no

Francisco Camps y Ricardo Costa han estado cinco semanas en el banquillo de los acusados.
Francisco Camps y Ricardo Costa han estado cinco semanas en el banquillo de los acusados.

El presidente del tribunal del jurado, Juan Climent, ha reunido esta mañana a las acusaciones y las defensas del juicio de los trajes, en el que el expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, se ha sentido en el banquillo por un delito de cohecho impropio. Climent les ha entregado el llamado “objeto del veredicto”, que es el cuestionario de hechos sobre el que deliberará el jurado, que también decidirá sobre el ex secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa.

El cuestionario aborda los hechos que se han de considerar probados y sus respuestas pueden ser favorables o desfavorables para los acusados. Los nueve miembros del jurado han de contestar a cada una de las preguntas, de forma individualizada. Para que la pregunta se pueda dar por contestada, ha de haber siete votos coincidentes, en el caso de que sea desfavorable para los acusados, y únicamente cinco, si les beneficia. Las preguntas son muy concretas y se ciñen a los hechos justiciables. Previsiblemente plantearán cuestiones como “¿Considera probado que Francisco Camps recibió algún regalo por su consideración de presidente de la Generalitat?”, “¿Considera probado que Camps pagó sus trajes?"

Una vez votadas y respondidas las preguntas, se realizará una primera votación sobre la culpabilidad o no de Camps y una segunda sobre la de Costa. Los miembros del jurado tienen hasta tres posibilidades de votación. Si las consumen sin haber llegado a un resultado factible (siete votos para culpabilidad y cinco para la absolución), el magistrado disolverá el jurado y decidirá la repetición del juicio con otro miembros del jurado.

La deliberación del jurado no tiene plazos. Pueden estar el tiempo que quieran. El juez les entregará el objeto del veredicto después de consultar con las partes. Las acusaciones y las defensas pueden solicitar precisiones en el cuestionario pero la última palabra es del magistrado. Una vez tienen el objeto del veredicto, el jurado se encerrará en una sala aislada del mismo Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana en el que se ha celebrado el juicio. Si el debate se prolonga, serán conducidos a un hotel, donde pasarán la noche, sin teléfonos ni acceso a medios de comunicación, con el fin de que no sean influidos. Si a las 48 horas el jurado no ha dicho nada, el secretario judicial entrará a preguntarles si necesitan alguna aclaración. Pero, al margen de este, la ley no designa ningún límite para la deliberación.

El presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, ha asegurado esta mañana, sobre el juicio a Camps, que "todo el mundo tiene ganas de que termine".