Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PP y PSOE alaban a Fraga por su actuación democrática

La izquierda minoritaria y los nacionalistas recuerdan el pasado del fallecido en la dictadura

El Rey visitó la capilla ardiente del fundador de AP

Rajoy abandona el domicilio de Fraga junto a Cospedal. Ampliar foto
Rajoy abandona el domicilio de Fraga junto a Cospedal.

Servicio al Estado, trabajo incansable y compromiso con la democracia como padre de la Constitución, entre otros rasgos positivos de la trayectoria de Manuel Fraga que el PP y el PSOE coincidieron en resaltar ayer, un día después de su fallecimiento. Mientras, los partidos minoritarios de la izquierda y los nacionalistas recordaron su pasado como ministro de Franco en los últimos años de la dictadura. Su figura controvertida fue reconocida como una de las protagonistas de los primeros años de la Transición, pero generó también una viva polémica en las redes sociales y en los partidos minoritarios por su procedencia desde el franquismo.

Por el pequeño piso de Madrid en el que falleció el fundador de Alianza Popular y expresidente de la Xunta de Galicia, y en el que se instaló la capilla ardiente, pasaron ayer los Reyes y la infanta Elena, así como multitud de personalidades políticas. Entre ellas, casi todos los dirigentes del PP y miembros del Gobierno, entre ellos el presidente, Mariano Rajoy; el ex jefe de Ejecutivo y presidente de honor del partido, José María Aznar, y la vicepresidenta, Soraya Saénz de Santamaría. El cuerpo de Fraga será trasladado hoy a Perbes (A Coruña), donde será enterrado. La familia rechazó el ofrecimiento para instalar la capilla ardiente en el Congreso de los Diputados, tal y como se hizo con Gabriel Cisneros, otro de padre de la Constitución fallecido recientemente.

Aznar, que tomó de Fraga el relevo de AP cuando pasó a llamarse Partido Popular, le definió como “un hombre bueno que trabajó como pocos y cuando más difícil era”, y aseguró que “en tiempos de tanta pequeñez es importante que siempre tengamos en la memoria a los grandes, porque ellos nos ayudan a cumplir nuestras obligaciones mejor y con admiración”. Saénz de Santamaría habló de “un hombre de principios y de convicciones inamovibles”. En esta línea se pronunciaron casi todos los dirigentes del PP, como, el actual presidente del Congreso, Jesús Posada, quien destacó “el liderazgo intelectual y sentimental” que Fraga ha ejercido sobre las generaciones de españoles, desde los 60 hasta la actualidad. Alberto Ruiz Gallardón, ministro de Justicia, que siempre se ha considerado ahijado político de Fraga, aseguró emocionado que este “antepuso siempre su amor y lealtad a España a cualquier tipo de interés personal”.

Zapatero, Rubalcaba y Chacón destacan su contribución a la democracia mientras Cayo Lara recuerda a Grimau, fusilado cuando Fraga era ministro de Franco

Alfredo Pérez Rubalcaba, aspirante a la secretaría general del PSOE, visitó la capilla ardiente y destacó que Fraga fue una persona que “supo entender la necesidad de cambiar e integrarse en el sistema democrático” y, con él, gran parte de la derecha franquista. Su oponente en el congreso del PSOE, Carme Chacón, remitió un telegrama a la familia en el que destacó el papel desempeñado en la redacción de la Constitución.

También el expresidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, alabó la figura de Fraga por su “importante contribución en la consolidación de la democracia española”.

Fuera del elogio quedaron los representantes de partidos de la izquierda minoritaria, como Cayo Lara, líder de IU, que reivindicó la necesidad de la memoria histórica y se refirió a Julián Grimau, miembro del PCE fusilado en 1963 mientras Fraga era ministro de Información y Turismo y, por tanto, formó parte del Gobierno de Franco por el que pasó esa sentencia de muerte. El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, mostró en Onda Vasca su condolencia por la muerte como “ser humano”, pero rechazó entrar en alabanzas sobre su persona. “Los nacionalistas vascos no estamos en el laudatorio”, dijo de forma críptica. Sí fue más allá el presidente de ERC, Oriol Junqueras, que destacó la “coherencia” política de Fraga por haber sido ministro de Franco y, años más tarde, fundador del PP.

Más información