Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez exige al PP valenciano señalar a los autores de su financiación ilegal

El instructor requiere que presenten una querella si quieren ser parte del caso

CAMPS LEE SOBRE TRAICIÓN. Francisco Camps leyó ayer ostensiblemente durante el juicio el libro 'La ruta antigua de los hombres perversos', un ensayo de René Girard que habla de traición y de Job, personaje bíblico conocido por su paciencia y que el texto califica de “chivo expiatorio de su comunidad”. Ampliar foto
CAMPS LEE SOBRE TRAICIÓN. Francisco Camps leyó ayer ostensiblemente durante el juicio el libro 'La ruta antigua de los hombres perversos', un ensayo de René Girard que habla de traición y de Job, personaje bíblico conocido por su paciencia y que el texto califica de “chivo expiatorio de su comunidad”.

El juez que instruye la causa por financiación ilegal del PP valenciano ha rechazado el intento del Partido Popular de personarse en el proceso como acusación sin presentar querella contra nadie en concreto, ni mencionar los delitos que presuntamente cometieron, ni dónde tuvieron lugar. El magistrado José Ceres ha rechazado, en un auto conocido ayer, el recurso presentado por el partido, y exige que especifique a los responsables que presuntamente cometieron los delitos que se investigan. El PP ha recurrido la decisión a la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia valenciano.

El PP logró personarse como acusación en el procedimiento original de Gürtel que instruía el Tribunal Superior de Justicia de Madrid y que ahora ha vuelto a la Audiencia Nacional. La actuación del PP como acusación —en una causa que investiga un vasto caso de corrupción vinculado a esa misma formación política— ha estado marcada por la insistente presentación de recursos, que han dificultado el avance del procedimiento. Han sido tantas las demoras causadas que hasta el entonces instructor de la causa, Antonio Pedreira, instó al partido en julio de 2010 a terminar con la “batalla campal” de informes y contrainformes que había desatado.

La formación trata de evitar el trago de acusar a la cúpula de Camps

El magistrado de Valencia José Ceres recuerda en su auto que la querella que el PP “de la Comunidad de Madrid” presentó en su día en la causa troncal de Gürtel, y con la que pretendía darse por personado también en Valencia, iba dirigida únicamente contra Francisco Correa, su primo Antoine Sánchez y el lugarteniente de la trama, Pablo Crespo. Y se limitaba solo a los supuestos delitos de “administración desleal, injurias, calumnias y denuncias falsas”.

“No se menciona nada relacionado con los hechos ocurridos en la Comunidad Valenciana”, indica el juez. “Ni aparece mención de persona alguna, aforada o no, con intervención en hechos ocurridos en la Comunidad Valenciana, no citándose ni mencionándose en momento alguno en el escrito de querella siquiera a la sociedad Orange Market [que administraba Álvaro Pérez El Bigotes], que es la protagonista principal de los hechos”, agrega Ceres.

El, de momento, infructuoso objetivo del PP era personarse como acusación para tener acceso directo a la causa sin pasar el mal trago de tener que querellarse contra las cúpulas del PP valenciano y de la Generalitat que presidía, en ambos casos, Francisco Camps. En la causa por financiación ilegal están imputados Ricardo Costa (ex secretario general del PPCV), Vicente Rambla (exvicepresidente de la Generalitat), David Serra (vicesecretario de Organización del PPCV), Yolanda García (tesorera del PPCV), Luis Bárcenas (extesorero del PP nacional) y otros.

La causa incluye una pieza separada por delitos contra la Administración Pública: cohecho y prevaricación en la adjudicación a la trama de contratos de Fitur por importe de seis millones de euros. En ella están imputados Rambla, Milagrosa Martínez (exconsejera y expresidenta de las Cortes Valencianas) y Rafael Betoret (exjefe de gabinete en Turismo), ya condenado en el caso de los trajes.

Más información