Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero reclama a Rubalcaba y Chacón "un debate ejemplar" y juego limpio

El Comité Federal del PSOE se reúne hoy bajo la presidencia de José Luis Rodríguez Zapatero

El Comité Federal que hoy celebran los socialistas antes del próximo congreso que decidirá quién será su futuro secretario general ha comenzado con llamadas al juego limpio entre los candidatos. Dentro del cónclave, que se celebra a puerta cerrada, lo ha dicho el todavía líder socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, que ha tomado la palabra para abrir el acto al mediodía. Según fuentes del partido, el expresidente ha reclamado un "debate ejemplar" entre los dos aspirantes, el exvicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba y la exministra Carme Chacón. Fuera, ante los medios, el presidente andaluz, Juan Antonio Griñán, ha insistido en la misma idea: "Pido juego limpio". Y ha agregado: "Exijo lealtad a los candidatos por lo que significa la imagen del partido".

Zapatero ha anunciado que la dirección del partido va a garantizar la "igualdad" de las condiciones de ambos candidatos en el congreso. "Facilitaremos la libre elección", ha zanjado. Griñán en su intervención ha recordado que, pese a que Andalucía es la región que dirimirá el próximo congreso, por el millar de delegados con el que cuenta, mantendrá una "neutralidad activa". Y ha explicado que eso supone "escuchar, conversar, reflexionar y decidir". También ha eludido pronunciarse sobre los dos rivales -"ambos son buenos amigos", ha dicho- hasta conocer qué propuestas y qué equipos les acompañarán.

Pero, sobre todo, Griñán ha recordado que el PSOE está obligado a "no hablar de poder, sino de política; no de nosotros, sino de la gente". Por eso, ha asegurado, el congreso no puede ser una cita para alcanzar o consolidar el poder, sino "una oportunidad para renovar el proyecto".

La llamada al juego limpio en los primeros compases oficiales de la liza Rubalcaba-Chacón no es baladí. Ya desde ayer, cuando Chacón dio oficialmente el paso al frente en Olula del Río (Almería), se produjo malestar entre los partidarios de Rubalcaba porque la ex ministra de defensa, en su discurso, aludió al caso Faisán, con el que el PP ha acosado al exvicepresidente durante la pasada campaña, para hacer una supuesta alabanza a su rival. Y, en cambio, eludió recordar que él ha sido el ministro que con su gestión consiguió que ETA anunciara el cese de la violencia.

 

Última intervención de Zapatero

Mientras hablaba para los medios Griñán, dentro, y a puerta cerrada, ha tomado la palabra el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, en el que será su último Comité Federal como secretario general. Ha aprovechado esta intervención ante el cónclave para agradecer "el afecto y confianza" que ha recibido del partido, pero sobre todo para reclamar "un debate ejemplar" y que se haga autocrítica, pero también haya reconocimiento "a los servicios prestados a este país". "Toda mi gratitud porque habéis sido especialmente generosos conmigo al apoyar mi gestión durante estos 11 años y también al saber perdonar mis errores", ha afirmado.

Además, Zapatero ha hecho una llamada a la confianza en el partido y ha asegurado que todos los congresos del PSOE "salen bien para España y para el partido". Ha reclamado a los dirigentes socialistas que hagan "un congreso al servicio de la sociedad española" y que no se aíslen. Tras Zapatero ha intervenido Jesús Caldera, que dirige Fundación Ideas, el vivero ideológico del PSOE, y el secretario de organización del PSOE, Marcelino Iglesias. No está previsto que intervenga ninguno de los candidatos, ni Chacón, ni Rubalcaba.

Según las normas internas del partido, ambos candidatos tienen que presentar el 10% de avales de miembros del Comité Federal para ser proclamados oficialmente precandidatos y tener acceso a los beneficios previstos para estos casos, como un espacio en la página web del partido o el envío de sus propuestas a todos los militantes y delegados.

En la reunión de hoy, a puerta cerrada, se aprobará la ponencia marco para el congreso federal del PSOE, en la que se propone abrir el debate para adelantar la edad de voto de los 18 a los 16 y se aboga por que los futuros candidatos a la presidencia del Gobierno sean elegidos mediante primarias abiertas a todos los ciudadanos y no sólo a los militantes.

También se defiende la necesidad de "una gran reforma fiscal" que genere ingresos adicionales a través de nuevos tributos y tasas y que garantice que se exigirá un mayor esfuerzo a las personas y empresas con mayor capacidad de pago. La ponencia marco será remitida a las distintas agrupaciones para su debate y enmienda.

Griñán ha sacado pecho de la gestión que ha tenido el PSOE en Andalucía y ha ofrecido datos sobre la situación económica durante la crisis. "Hemos reducido el gasto financiero un 7% mientras otras comunidades lo aumentaban", ha presumido.

El presidente andaluz también se ha pronunciado sobre el manifiesto que un grupo de dirigentes andaluces ha aprobado, en el que cuestionan la idoneidad del congreso antes de las elecciones andaluzas y piden que se retrase hasta el mes de junio. "No podemos llegar a las elecciones en Andalucía con una situación de interinidad en el partido".

Aprobada la ponencia, sin retoques

El Comité Federal ha aprobado esta mañana el documento con la ponencia marco, aunque sin los retoques que ofrecían varias enmiendas presentadas. Eso no significa que sea inamovible, porque como ha explicado el secretario de Organización, Marcelino Iglesias, durante el debate en las agrupaciones pueden proponerse nuevas modificaciones. Y lo lógico es que así sea, porque cada candidato -de momento, solo Carme Chacón y Alfredo Pérez Rubalcaba- presentan proyectos diferentes que se verán perfilados a través de esas propuestas hechas desde las agrupaciones. 

En el cónclave de esta mañana ha salido una propuesta de hacer un congreso-conferencia en dos años, a petición del expresidente extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra, y una conferencia de partido, en la que de decida sobre organización interna, planteada por el diputado vasco Txiqui Benegas. Ambas, ha explicado Ibarra, han sido rechazadas. En el primer caso porque, ha dicho el secretario de Organización, celebrar un congreso en dos años convertiría en "papel mojado" el que se va a celebrar en febrero. 

Sobre la conferencia de organización interna, Iglesias ha explicado que es una decisión que ya no compete a esa ejecutiva saliente, sino que lo deberá decidir la que se nombre tras el congreso de febrero.

Iglesias ha explicado también que se ha discutido, en varias intervenciones, entre ellas la de Carmen Hermosín, sobre la idoneidad de celebrar ahora el congreso o retrasarlo. Pero el secretario de Organización ha recordado que, una vez convocado, no puede tomarse otra decisión. Estas peticiones no han llegado a votarse porque no se habían presentado como enmienda por escrito. "En todo caso, al aprobarse la ponencia, se estima que han decaido", ha zanjado. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información