Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ‘hacker’ que escribe correos

Un testigo niega conocer varios correos comprometedores mandados desde su ordenador de Forever Young

La causa de los trajes, derivada del caso Gürtel, se vio alterada, hace un año, por la revelación de un intento de tapar el presunto delito del que está acusado el expresidente de la Generalitat, Francisco Camps. Tanto el sastre, José Tomás, como el informático de la tienda Forever Young, una de las dos en la que se hicieron los encargos de prendas, desvelaron un intento de manipular los archivos informáticos. El informático, además, aportó unos correos electrónicos en los que recibía instrucciones de la contable del establecimiento, Raquel Vázquez, sobre lo que debía hacer. Y contestó a uno de ellos diciendo: “Si firmo esto, marcho de cabeza al trullo”.

Este miércoles, ante el tribunal de jurado y declarando como testigo, Vázquez dijo no reconocer estos correos y argumentó que un hacker entró en su ordenador. Esta fue la única explicación que dio tras negar que ella hubiera escrito y remitido los corres electrónicos. La acusación le preguntó si denunció este ataque informático ante la policía, a lo que contestó que no.

La contable de Forever Young también fue preguntada por un informe en el que consideró “temerario” atribuir unas prendas de vestir al expresidente de la Generalitat Francisco Camps cuando estaba “rotundamente claro” que pertenecían a otra persona con “mismo apellido y diferente nombre”. Ante el tribunal, se desdijo. Y fue cuando la acusación le mostró los documentos a los que hacía referencia en su informe, en los que se referencia a “Javier Camp”, apellido que no coincide exactamente con el del expresidente. La contable decidió entonces que se ratificaba en su informe pero “con matizaciones”.