Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy busca la alianza de CiU para compartir costes políticos

El futuro presidente se reúne en primer lugar con Duran

Mariano Rajoy tiene una mayoría absoluta aplastante en el Congreso y casi todas las autonomías a sus órdenes. El mayor poder que ha tenido nunca un partido en España. Sin embargo, él es consciente de que ese poder es un arma de doble filo: se puede volver en su contra si tiene que asumir él solo el coste político de la crisis económica. Y desde el primer minuto, desde la noche electoral, está buscando aliados. No solo en la sociedad, donde no quiere enfrentarse a nadie mientras no sea imprescindible. También en la política. Rajoy quiere evitar la imagen de soledad. Y ya tiene un aliado preferente, como dejó patente ayer la reunión de 35 minutos que mantuvo en el Congreso con el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran, la primera cita de Rajoy antes incluso de verse con el PSOE.

Como es habitual en él, Rajoy no compareció después para valorar el encuentro, aunque fuentes del PP aseguraron que avanzó que pedirá consensos en su discurso de investidura y confía en lograr acuerdos con CiU. Sí compareció ante la prensa Duran, en un tono claramente de acuerdo, ya que el PP apoya a CiU en Cataluña. Duran se mostró incluso abierto a negociar y apoyar la reforma laboral, que será una de las primeras medidas de Rajoy.

Respetuoso con las formas y sobre todo con la dinámica interna de su partido —él es el líder de la formación más pequeña de CiU—, Duran no quiso comprometer el voto de su coalición en la investidura de Rajoy de la próxima semana. Sin embargo, todo parece indicar que el voto más probable será el de la abstención, un gesto de apertura a posibles acuerdos para las reformas.

El PP trata de que los nacionalistas no voten en contra en la investidura

El sí parece descartado. Los nacionalistas lo condicionan a algo que saben que Rajoy no puede aceptar: el llamado “pacto fiscal”, la modificación de la financiación de Cataluña con un modelo inspirado en el concierto vasco y navarro. Duran admitió que hablaron del tema pero parece evidente que Rajoy está muy lejos de esa cuestión. “No lo considera prioritario”, resumió el portavoz de CiU, quien recordó a Rajoy que Cataluña tiene pendiente de cobro 759 millones del desarrollo del Estatuto en este año, si bien no logró un compromiso del futuro presidente para resolverlo.

Los gestos de sintonía entre los nacionalistas y el PP se repiten. Hasta la elección de Jesús Posada como presidente del Congreso frente al aspirante Jorge Fernández puede ser también un guiño a CiU, que ayer apoyó a Posada en la votación y después logró un puesto en la Mesa de la Cámara. Rajoy y Duran cerraron además en su cita que CiU tendrá dos presidencias de comisiones, entre ellas la de Asuntos Exteriores, que ocupará el propio Duran.

Para futuro presidente del Gobierno, el acuerdo con los nacionalistas es prioritario para dulcificar su imagen en Cataluña pero sobre todo para intentar que la crisis no lo achicharre políticamente desde el primer momento.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >