Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La pugna congresual del PSOE, a la espera de Rajoy

Rubalcaba y Chacón no se decantarán hasta después del debate de investidura

Alfredo Pérez Rubalcaba junto a Elena Salgado en el Congreso.

Primero, que Mariano Rajoy sea elegido presidente del Gobierno, después llegará el turno al PSOE. El debate de investidura del próximo jefe del Ejecutivo se realizará entre los días 19 y 21 de diciembre y hasta que haya terminado no se producirá el paso al frente de quienes aspiran a la secretaría general del PSOE. Lo ha dicho con claridad el presidente del Grupo Socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, y lo ha insinuado la ministra de Defensa en funciones, Carme Chacón, en el acto de conmemoración de la Constitución. Rubalcaba, en conversación informal con periodistas en el Congreso, ha eludido de forma reiterada, pero con una sonrisa, hablar de sí mismo. Finalmente, ha sentenciado: “Nada hasta después del debate de investidura”. A la preparación de este debate está dedicado ya que le corresponde ser la voz de los socialistas en la réplica a Rajoy. “Tengo un pensamiento muy lento”, bromeó Rubalcaba.

Lo cierto es que son cada vez más, en los entornos de Rubalcaba y Carme Chacón, los que sitúan sus respectivos anuncios a últimos de año. Esto se explicaría porque es el día 9 de enero cuando empieza en las asambleas locales el proceso de elección de los delegados al congreso federal de febrero en Sevilla.

Entre tanto, se asegura que un grupo de políticos que apoyan a Chacón trabajan en la preparación de un manifiesto sobre la renovación del PSOE. Cuando se le trasladó el juicio de José Bono, presidente del Congreso, de que el futuro líder del PSOE no debe tener problema para gritar ¡viva España!, replicó sonriente: “Si de eso depende el congreso, yo gano”. Como ministra de Defensa ha acumulado el mayor número de vivas a España de todo el Gobierno.

Por otra parte, el apoyo a uno y otro aspirante no es de federaciones al completo sino que es parcial. En ese contexto, no quiere hablar de personas sino de ideas un grupo de veteranos socialistas, exministros de Felipe González, entre ellos José Luis Corcuera, que de forma muy activa están promoviendo reuniones sobre las causas de la derrota del PSOE. Piden tiempo y que el congreso se aplace. Esa tesis la comparten muchos socialistas pero el congreso ya está convocado.