Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa pagará 300 millones a Eurofighter pero no saldará deuda

El Ministerio de Chacón ha renegociado el calendario de pagos de los programas

Ampliar foto
El avión Eurofighter.

El Gobierno tiene previsto abonar 309 millones de euros al consorcio Eurofighter en las próximas semanas, según fuentes gubernamentales, pese a los fuertes ajustes presupuestarios. Aún así, quedará una deuda pendiente con el consorcio fabricante del avión de combate europeo que podría rondar los 400 millones y cuyo pago será aplazado hasta el año próximo, según las mismas fuentes. Louis Gallois, consejero delegado de la empresa aeronaútica europea EADS, —principal contratista del eurocaza— señaló recientemente que Defensa debía unos 600 millones y que esta cifra se aproximaría a los 1.000 a final de año por la acumulación de impagados.

Defensa se enfrenta a crecientes dificultades para hacer frente a los grandes programas de armamento, cuyo importe total supera los 31.600 millones. El más costoso es precisamente el Eurofighter, en el que España se ha comprometido a adquirir 87 aviones de combate y cuyo coste, a diciembre pasado, ascendía a casi 12.000 millones.

El propio secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez, reconoció recientemente en el Congreso que el actual sistema de financiación —basado en anticipos del Ministerio de Industria que luego son amortizados por Defensa— resulta insostenible a medio plazo.

Traspaso de poderes

Para afrontar esta situación, Defensa ha renegociado el calendario de pagos de los programas —alargándolo de 25 a 30 años— y ha recortado algunos pedidos, como el del helicóptero de transporte NH-90, cuyo número se ha reducido de 45 a 38 unidades, aún manteniendo el importe global en 1.260 millones, al incluir equipos y mantenimiento que no estaban inicialmente previstos en el contrato.

Aunque la situación se agravará en los próximos años, ya han empezado a producirse algunos impagos, que se castigan con penalizaciones, incrementando aún más los costes. El impago más importante afecta al Eurofighter, que ya el año pasado sufrió una demora en el abono de unos 200 millones.

La situación de los grandes programas de armas y la deuda con Eurofighter fueron objeto de debate en la reunión que altos cargos de Defensa celebraron el pasado jueves con una delegación del PP en Moncloa para preparar el traspaso de poderes.