Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba marca el programa electoral como base para la tarea de oposición

El candidato: el PSOE puede ganar las próximas generales si logra aglutinar el voto progresista

Zapatero: la nueva dirección saldrá de un "debate robusto y la elección libre"

Alfredo Pérez Rubalcaba no se ha postulado en este Comité Federal como candidato a la secretaría general del PSOE, pero no quiere que su huella como aspirante a la presidencia del Gobierno desaparezca. Al igual que minutos antes Zapatero, Rubalcaba ha defendido que "el programa electoral sea la pauta para la tarea de oposición y marque las líneas maestras para la misma; nuestro proyecto electoral era para gobernar, pero también para la oposición". En esto le ha apoyado el todavía secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, en este Comité del que saldrá la convocatoria del 38 congreso y el reglamento para elegir al futuro líder de los socialistas. También ambos quisieron recalcar que no hay amaño ni designaciones dirigidas posibles para el congreso de la primera semana de febrero en Sevilla. Zapatero ha asegurado que será "como siempre" un proceso con "un debate robusto y la elección libre [por los delegados elegidos por los militantes] de la nueva dirección". Y Rubalcaba también ha dado su receta: "Tenemos el desafío de hacer un congreso con gran debate, participación, democracia, democracia y democracia, y después unidad e integración".

No hay derechización de la sociedad española

Alfredo Pérez Rubalcaba

En esta primera parte del comité, solo han intervenido Zapatero y Rubalcaba. A continuación, a puerta cerrada, están tomando la palabra los dirigentes territoriales del PSOE y los 45 miembros del Federal que tienen previsto intervenir. Todos ellos han estado muy atentos a las palabras de Rubalcaba por si daba pistas de sus intenciones de futuro. Formalmente no ha dado ninguna, aunque la seguridad con la que ha hablado de lo que el PSOE tiene por delante y su reafirmación de cómo ha dirigido la campaña y los contenidos elegidos en ella, hacen prever que se decantará por aspirar a la secretaría general.

De entrada, Rubalcaba no ve imposible que el PSOE pueda ganar las próximas elecciones. En su análisis, ha recalcado que "no hay derechización de la sociedad española". El PP ha obtenido 500.000 votos más que en 2008, pero aún le ha faltado otro medio millón para conseguir el resultado del PSOE en esas elecciones, en las que ganó Zapatero. "Nuestros votantes se han resistido a votar al PP", ha dicho Rubalcaba. "Hemos enviado votos a la izquierda y otros se han quedado en casa". Y ha aventurado: "Si el PP no ha conseguido en las mejores condiciones romper su techo, no lo conseguirá nunca".

Antes de Rubalcaba, ha abierto el cónclave Zapatero y en 20 minutos ha tratado de explicar el porqué de las causas de la derrota. Por supuesto, la crisis económica. "Hicimos lo necesario porque no había alternativas y lo hemos seguido haciendo para que no nos ocurriera lo que a otros países". Zapatero, por tanto, reivindica su gestión aunque sí ha admitido que las cosas se podían haber hecho mejor. "Hemos podido cometer errores de gestión y de comunicación, imputables solo a nosotros mismos", ha justificado.

Hemos podido cometer errores de gestión y de comunicación

José Luis Rodríguez Zapatero

Tanto uno como otro hablaron la mitad de su tiempo del futuro. Lo encabece o no Rubalcaba, lo cierto es que sí ha dejado claro que la sociedad española espera del PSOE "una oposición centrada, que conozca lo que tiene que hacer y una oposición organizada". Y, además, responsable. "No vamos poner palos en las ruedas en la recuperación de la crisis económica, ni vamos a brindar por una mala noticia", ha agregado.

A su juicio, en esta línea hay que imitar a Zapatero. "José Luis, tu mejor herencia va a ser poner los intereses de España, los intereses generales, por encima de los intereses de partido", ha concluido Rubalcaba y así lo han debido compartir los miembros del Comité Federal, porque en ese momento se produjo uno de los escasos aplausos. Otro fue el que Zapatero ha pedido para Rubalcaba por "el gran esfuerzo, el empeño y la energía que ha puesto en unas circunstancias tan poco propicias; gracias, Alfredo". Este fue el primer aplauso de la mañana.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información