Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La victoria del PP en el Senado, aún más arrolladora

Dos de cada tres senadores son del partido de Mariano Rajoy

El PSOE pierde casi la mitad de sus representantes

Fachada del Senado. EUROPA PRESS

Escrutado el 100% de las papeletas, el domino azul en Senado es aún más aplastante que en el Congreso. Los populares no solo amplían su mayoría absoluta al sumar a su cuenta 35 escaños más -pasan de de 101 a 136 de los 208 que se elegían ayer-, sino que triplican en número los socialistas, que pierden casi la mitad de su representación en la Cámara alta al pasar de 88 a 48.

El partido de Mariano Rajoy logra mejor resultado obtenido por un partido político en democracia en la historia del Senado frente a un PSOE que cosecha su peor cota desde 1977. Incluso en la derrota del año 2000, cuando José María Aznar se hizo con la mayoría, el PSOE logró 53 senadores. En esta ocasión, el PP obtiene la mayoría de los senadores en 13 autonomías y en Ceuta y Melilla, mientras que el PSOE solo  gana en Barcelona, Sevilla y La Gomera.

Sumados los senadores recién elegidos a los autonómicos, los que designan los parlamentos regionales, el PP ocupará el 61% de los escaños del hemiciclo en la próxima legislatura, la mayoría más amplia registrada en la Cámara Alta: 162 de los 266 senadores.

Pío García Escudero interpela a Zapatero en el Senado. EUROPA PRESS

La tercera fuerza en número de representantes es CiU, con nueve escaños (el doble que en 2008). Le siguen PSC-ICV, con siete (cinco menos que en la pasada legislatura cuando, bajo la marca Entesa, el grupo incluía a los de ERC, que en estos comicios se ha quedado sin representación); y PNV, que logra cuatro y dobla su resultado anterior. CiU logra así dar la vuelta a los resultados de los comicios de 2008 y 2004, en los que la coalición de izquierdas PSC-ICV-EUiA-ERC había triplicado a la federación nacionalista (12 frente a 4), venciéndoles en las cuatro provincias.

Amaiur, por su parte, toma el testigo de Herri Batasuna -tuvo un escaño en 1993, entra con fuerza en la cámara y suma tres senadores. Los tres asientos los logra en el mismo fortín: Gipuzoa. Por último, Coalición Canaria mantiene el senador que tenía. El representante más votado ha vuelto a ser el cabeza de cartel del PP, Pío García-Escudero, que se ha hecho con 1,62 millones de sufragios -ligeramente menos que en 2008, cuando la participación fue mayor-.

ampliar foto
Papeletas para el Senado en un colegio de Pamplona. EFE

En estos comicios al Senado, cámara que se elige por el sistema de listas abiertas frente a las cerradas del Congreso, se estrenaba nueva papeleta. El rediseño, en el que una comisión de la Cámara trabajó durante meses y consultó a expertos en distintas materias, pretendía evitar el recurrente voto nulo y en blanco que se producía consulta tras consulta.

El resultado es que ha aumentado en ambos. Se han registrado 904.675 votos nulos (un 3,71% frente al 2,29% -600.000- de 2008), según datos de Interior. Además, se han contabilizado 1.263.120 de papeletas en blanco, un 5,37% (más del doble que en 2008, cuando fue del 2,06%), en unas elecciones en las que han votado 24.411.187 electores, un 71,17% del total. La participación ha caído un 4,32% respecto a 2008, cuando fue del 74,49%. El descenso es ligeramente mayor que el registrado en las elecciones al Congreso, donde ha votado el 71,69% del total.

Tras las deliberaciones, la papeleta se hizo más pequeña al figurar solo los nombres de los candidatos -en la anterior estaban también los suplentes-. El elector debía marcar con una cruz un máximo de tres candidatos del partido que quiera. Estos nombres ya no aparecían por orden alfabético y los partidos se colocaron en la papeleta en función de los votos de los anteriores comicios. En Madrid, PP y PSOE sí aparecían en su orden, pero el lugar del resto de partidos fue designado por sorteo, lo que provocó la protesta de los minoritarios. La Junta Electoral Provincial de Madrid reconoció la "anomalía" a tres días de las elecciones, pero rechazó que se volvieran a imprimir las papeletas.

Más información