Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los murcianos, los que más votan; los melillenses, los que menos

La participación solo aumenta en Euskadi respecto a 2008

Cola en un colegio electoral de Barcelona.

La participación a las seis de la tarde queda en el 57,65%, según datos del Ministerio del Interior. En las generales de 2008 a esta hora era del 60,95%. La Región de Murcia (63,36%) ha registrado la máxima afluencia; y la ciudad autónoma de Melilla (40,07%), la mínima. El País Vasco es la única comunidad donde aumenta la participación, más de dos puntos y medio, respecto a las anteriores generales. 

Casi 36 millones de electores (700.000 más que en las anteriores generales, de los que 200.000 se estrenan en las urnas) están convocados a votar este 20-N. Los colegios han abierto con normalidad. Dos personas han sido detenidas por dificultar la apertura de centros electorales en Zaragoza, y otras cinco, menores, han sido identificadas.

En las municipales del pasado mayo, el voto en blanco marcó un récord. Cerca de 600.000 personas (un 2,59% de los votos válidos) no metieron ninguna papeleta en el sobre. Sumados a los votos nulos sumaron cerca de un millón de sufragios, posiblemente por efecto del Movimiento 15-M, que nació con fuerza una semana antes.

El récord de participación en unas generales lo ostentan las de 1982, cuando el 79,97% del censo acudió a votar. El récord de abstención es de 1979 (un 31,96% de los votantes se quedó en casa). En las últimas generales, las de 2008, la participación definitiva fue del 73,85% y la abstención del 26,15%. Metroscopia pronostica una participación de solo el 65%.

Más información