Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
cataluña

El PSC saca su peor resultado a costa del ascenso del PP

El partido de Rajoy puede ser por primera vez la segunda fuerza

pulsa en la foto

Cataluña vuelve al escenario de 2000, cuando contribuyó decisivamente a la mayoría absoluta de José María Aznar. Pero ahora el escenario para el PP es aún más favorable. Los socialistas podrán levantar la bandera de la victoria pero registrarán su peor resultado en unas elecciones generales desde 1977. El PSC solo logrará conservar 15 de sus 25 diputados. Esa sangría beneficiará sobre todo al PP, y en menor medida a CiU, que registran un empate en la segunda posición por primera vez en la historia. El PP tendrá un diputado menos que CiU (13 frente a 14) pero ganará en votos.

Las fugas del PSC por la izquierda redundarán también en una sensible mejora del resultado de Iniciativa, que alcanza los dos diputados frente al que tiene actualmente. Esquerra Republicana se queda con los tres que ya obtuvo en 2008.

El panorama es desolador para el Partit dels Socialistes de Catalunya, que cerrará un ciclo electoral plagado de derrotas que ya comenzó en las autonómicas del año pasado y continuó en las municipales. La fidelidad de voto hacia las siglas PSC está por los suelos: apenas el 42% de sus electores tiene decidido volver a confiar en él, mientras que el 77% de electores del PP repetirán voto. El 82% de los votantes socialistas está convencido de que Rajoy será el próximo presidente y hasta dos de cada diez incluso prefieren que sea así. El 35% de los electores se declara indeciso sobre a quién votar.

La mayor parte de los votantes socialistas desencantados se inclina por la abstención. Esto explica que se estime una participación de hasta ocho puntos por debajo de la de 2008, esto es, el 63%. Entre los que abandonan al PSC para votar a otro partido son mayoría los que se pasan al PP: el 8,2%. CiU también recogerá el voto de seis de cada 100 antiguos votantes socialistas. Solo el 42% de quienes votaron al PSC en 2008 se declaran dispuestos repetir.

El PP se consolida en una posición central y logra sus mejores resultados en unas elecciones generales. Cataluña lleva camino de contribuir a una mayoría absoluta del PP con 13 diputados, uno más de los que logró Aznar en 2000. Este resultado implica que la ventaja en Cataluña del PSC sobre el PP, que en 2008 fue de 17 escaños (25 frente a ocho), quedará ahora reducida a solo dos (15 frente a 13). O sea, que está en serio peligro la tradicional denominación de Cataluña de granero de voto de los socialistas.

Más información