Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La izquierda 'abertzale' protesta por la detención de un etarra en Bélgica

El primer detenido tras el adiós de ETA, Ventura Tomé, de 58 años, vivía hace años en Bruselas Arrestada otra persona sin identificar en el piso en el que vivía

El etarra Ventura Tomé, de 58 años, ha sido localizado y detenido en Bélgica, donde llevaba años residiendo con documentación falsa de manera "alegal", según fuentes de la Comisaría General de Información de la policía. El detenido tiene una requisitoria pendiente para cumplir condena por delitos de los años 80, como su participación en la colocación de varios artefactos explosivos. Fue detenido en 1996 y liberado en España tras pasar seis meses en prisión. No tiene delitos de sangre, pero sus ataque sí causaron cuantiosos daños materiales, según las fuentes consultadas. Es el primer terrorista detenido desde que ETA anunciara el pasado día 20 el final del terrorismo.

Este etarra ya fue detenido también 1992 acusado de haber pertenecido al comando Saioa, grupo que operaba en Navarra y que fue desarticulado en la localidad de Tafalla. Igualmente fue detenido en 1996 en Francia y entregado a España, donde pasó seis meses de cárcel.. El juicio salió más tarde, por lo que cuando fue condenado ya se encontraba huido de nuevo. Ahora ha sido detenido en Bruselas.

La izquierda abertzale ha protestado por la detención del "refugiado político" Tomé. "El nuevo escenario abierto en Euskal Herria requiere de actitudes positivas y constructivas, así como la superación de las situaciones de excepción, cesando definitivamente la represión y toda persecución policial. Para avanzar en el proceso de normalización política democrática, es necesaria la desaparición de absolutamente todas las violencias", dice en una nota.

Fuentes jurídicas belgas han asegurado a Europa Press que el detenido no tenía domicilio fijo en ese país y han añadido que pasará a disposición judicial en las próximas horas (la justicia belga permite un máximo de 24 bajo custodia policial), concretamente ante un juez de instrucción en Bruselas. Junto a Tomé ha sido detenido en el mismo piso otra persona, cuya identidad aún no ha sido confirmada pero que las fuentes apuntan que se trata de Javier Aguirre Ibáñez, un detenido en 2006 por la Ertzaintza por actos de vandalismo terrorista (kale borroka) y que se encontraba huido desde 2008 para evitar el juicio. Se está revisando si tiene requisitorias en vigor.

Fue acusado de haber participado en 1984 un artefacto explosivo en el supermercado Sabeco, de Ejea de los Caballeros (Zaragoza). La explosión dejó inconsciente a un Oficial de la Policía Local que patrullaba por la zona y que tuvo que ser hospitalizado varios días en la MAZ de Zaragoza. También resulto herida una vecina de los pisos superiores al supermercado por los efectos de la onda expansiva. Igualmente participó en un ataque contra la sucursal del Banco Central de Sangüesa (Navarra), originándose cuantiosos daños a la entidad, así como a los inmuebles y vehículos adyacentes.

En Francia ya cumplió condena por pertenencia a organización terrorista y desafió en varias ocasiones la prohibición de residir en el País Vasco francés.