Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FUTURO DEL PAÍS VASCO

Los partidos vascos no pactan una declaración ni una marcha por la paz

El consejero de Interior vasco cree que “el PNV mira de reojo a Bildu”

La coalición de la izquierda 'abertzale' tampoco se suma a una eventual convocatoria

El lehendakari, Patxi López, no va a convocar a los ciudadanos vascos este sábado a la puerta de los Ayuntamientos para celebrar el nuevo tiempo sin ETA, como tenía previsto. El PNV anunció ayer al Gobierno vasco que no se va a sumar a esa convocatoria pese a que su presidente, Iñigo Urkullu, dijo sí al lehendakari, durante la reunión que ambos mantuvieron el pasado lunes. Según ha explicado el consejero de Interior, Rodolfo Ares, el PNV les ha comunicado que, a la vista de que Bildu tampoco se suma, ellos no estarían con el resto de los partidos políticos vascos en ese eventual convocatoria. La negativa de UPyD de aprobar una declaración institucional para mostrar su satisfacción por el fin de la violencia de ETA manifiesta también la incapacidad de los partidos vascos de mantenerse unidos ante la nueva etapa que estrena Euskadi.

Todos los demás, incluido Aralar, habían mostrado su predisposición a concentrarse por el nuevo tiempo. “El PNV está mirando de reojo a Bildu”, criticó el consejero de Interior, Rodolfo Ares en el Parlamento vasco, poco después de comunicar que, a la vista de la actitud del PNV, el Ejecutivo no va a convocar las concentraciones.

“Se trataba de una iniciativa para unir, no para desunir”, dijo Ares, recordando que ese había sido el espíritu de todas las concentraciones y manifestaciones contra ETA que se habían hecho en el pasado. “El PNV sabrá lo que hace”, dijo el consejero que no criticó de manera explícita al partido de Urkullu, pero dejó claro que nadie pensaba que Bildu se iba a sumar después de la multitudinaria manifestación que la izquierda abertzale celebró el pasado sábado por las calles de Bilbao.

Curiosamente, el presidente de EA, y miembro de la coalición Bildu, Peio Urizar, acaba de asegurar que la formación que lidera la izquierda abertzale "deja libertad a sus miembros y simpatizantes" para manifestarse con el resto de los partidos si así lo desean".

Ahora o nunca

El consejero explicó en la Cámara de Vitoria que el lehendakari no ha considerado razonable seguir adelante con las movilizaciones después de la marcha atrás del PNV porque no proporcionaba el consenso suficiente de todos aquellos que “a lo largo de los últimos años han trabajado juntos para reclamar el fin de ETA”. Tampoco cree oportuno posponerla: “O se hace antes de las elecciones del 20N o no se puede hacer”, porque coincidiría con la campaña electoral, precisó Ares.

Entre los partidos y asociaciones que habían mostrado su predisposición a participar estaban todos incluido Aralar, “salvo Bildu” y el sindicato mayoritario ELA. La patronal, Confebask, y los sindicatos UGT y CCOO habían dicho que sí.

Negativa de UPyD

El Parlamento vasco no ha sido capaz de consensuar tampoco una declaración institucional mostrando su satisfacción por el fin de ETA, pese a que incluso Bildu había mostrado su acuerdo con el texto. Esta vez ha sido UPyD, la formación que se ha negado. Finalmente el Parlamento de Vitoria ha tenido que emitirlo como una declaración de la Presidencia, pero sin la relevancia que le hubiera aportado una declaración de toda la institución.

Curiosamente el texto se limita a mostrar, en dos escuetos puntos, la satisfacción porque “la organización terrorista ETA haya decidido por fin anunciar el cese definitivo de su actividad”. En el segundo punto ofrece el reconocimiento a la sociedad vasca “que en estos momentos y por unanimidad ha exigido su desaparición y el respeto de los derechos humanos. Su perseverancia y hastío han sido un elemento muy importante para lograrlo”, cita el comunicado. Finalmente la presidenta de la cámara, Arantza Quiroga, explicó que “desea compartir la esperanza" que anima al conjunto de la ciudadanía , el alivio de quienes estaban amenazados y hoy se sienten más libres y el dolor "por la ausencia de quienes nos fueron arrebatados por ETA".

El parlamentario de UPyD acaba de explicar que no han secundado la declaración porque el comunicado le parecía extremadamente corto e insuficiente y que habría que haber aprovechado para "pedir la disolución de la banda terrorista".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información