ANTONIO BASAGOITI | PRESIDENTE DEL PP VASCO

“En ningún caso hemos pensado que el Gobierno de Rajoy hable con ETA”

La voz de Antonio Basagoiti ha ganado peso en el PP como uno de sus mayores referentes sobre la política vasca y el final del terrorismo. Se siente esperanzado ante un proceso que, probablemente, implicará a un Gobierno de Rajoy

Antonio Basagoiti, el líder y presidente del PP en Euskadi, se ha fumado en la tarde de este viernes su primer purito en la calle, en pleno centro de Bilbao, sin la sombra de sus escoltas como compañía inevitable. No lo hacía desde hacía mucho tiempo, concretamente desde 1997. Tras realizar una entrevista con EL PAÍS en la sede bilbaína del PP, Basagoiti ha salido a la calle sin avisar al personal de seguridad que le acompaña, se ha parado en el portal y se ha encendido un cigarro: “No hay foto más tranquila que aquí sentado fumando un purito”. El paseo ha continuado hasta el Parque de Doña Casilda. Aún esta mañana Basagoiti había acudido a varias cadenas de radio para someterse a distintas entrevistas, pero había ido con escoltas.
Antonio Basagoiti, el líder y presidente del PP en Euskadi, se ha fumado en la tarde de este viernes su primer purito en la calle, en pleno centro de Bilbao, sin la sombra de sus escoltas como compañía inevitable. No lo hacía desde hacía mucho tiempo, concretamente desde 1997. Tras realizar una entrevista con EL PAÍS en la sede bilbaína del PP, Basagoiti ha salido a la calle sin avisar al personal de seguridad que le acompaña, se ha parado en el portal y se ha encendido un cigarro: “No hay foto más tranquila que aquí sentado fumando un purito”. El paseo ha continuado hasta el Parque de Doña Casilda. Aún esta mañana Basagoiti había acudido a varias cadenas de radio para someterse a distintas entrevistas, pero había ido con escoltas.SANTOS CIRILO

Para hacer la fotografía que acompaña estas líneas, Antonio Basagoiti (Madrid, 1969) salió de la sede de su partido en Bilbao a la calle. Iba sin sus escoltas. Era la primera vez en los últimos 14 años que lo hacía en una situación de trabajo —“me escapo mucho en tiempo libre”.

Pregunta. ¿Qué sintió al conocer el comunicado de ETA?

Respuesta. Alivio. Me temía que fuese otro marear la perdiz. Y viendo que decían que lo dejaban directamente sin condicionarlo pensé que era otra cosa.

P. ETA llama a España y Francia a abrir un diálogo directo para resolver “las consecuencias del conflicto”. ¿Un Gobierno de Mariano Rajoy se sentará con ETA a hablar de presos, de huidos, de armas, de víctimas?

R. A ETA no se le debe nada. El Gobierno de Rajoy no tiene pensado eso, y me imagino que el de Rubalcaba, si lo fuese, tampoco. ETA es la única que tiene que demostrar algo, no los demócratas.

P. ¿Cómo piensa entonces ese probable, según las encuestas, Gobierno de Rajoy abordar la cuestión de los presos o de la entrega de las armas?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

R. Aquí hay un marco absolutamente legal que ningún Gobierno, de un partido u otro, puede ni debe tocar. Hace falta mucha pedagogía democrática para que se den cuenta que lo que pueden hacer ahora es defender su proyecto en democracia, siempre que sea compatible con las instituciones. Eso es a lo que pueden aspirar, a nada más. Lo que haya que hacer en la dirección de la pedagogía democrática, de la entrega de armas, debe hacerse de la mano del PSOE, gane quien gane el 20-N. Pero siendo muy clarito: no se les debe nada y no hay que hacer nada que no se deba.

P. Insisto. ¿Un Gobierno de Rajoy no se sentará a hablar con ETA de esos términos?

R. No lo tenemos pensado en ningún caso. Y estoy convencido que el de Rubalcaba tampoco. Rajoy ha demostrado altura de miras y sentido de Estado. Eso no conlleva que el PP vaya a ofrecer nada a ETA. No tenemos que ofrecerle nada y el PSOE, tampoco.

P. Cita al PP y al PSOE. ¿Y el PNV y la izquierda abertzale?

R. Si el PNV colabora sería muy importante. No hay que tirar en saco roto el discurso del PNV en los últimos tiempos de que el final de ETA no tiene precio político. Antes del cambio en Euskadi, el PNV defendía que para lograr la paz hacía falta el plan Ibarretxe.

P. ¿Y la izquierda abertzale?

R. No es quien tiene que estar en el liderazgo con los partidos democráticos porque ha sido parte, de la mala. Deben demostrar muchas cosas. El eje es PP-PSOE y si se suma el PNV, mejor.

“No entra en nuestros planes estar en una mesa de partidos”

P. Le leo una frase: “Siento una inmensa preocupación al escuchar al responsable de la oposición y previsible futuro recambio para este país. Me preocupa qué va a pasar con los terroristas que cumplen condena”. Lo ha dicho Ana Iríbar, viuda de su compañero de partido Gregorio Ordóñez.

R. Es absolutamente normal. Es la viuda de una persona a la que nunca va a recuperar. Pero debe saber que el PP no le va a dar nunca a ETA algo por lo que asesinó a su marido, ni la autodeterminación, ni la independencia, ni Navarra,... No se le va a dar ni por asesinar ni por dejar de asesinar. Ni el PP ni nadie.

P. En la tregua de 1998, el Gobierno de Aznar excarceló a 180 etarras, 135 fueron acercados a Euskadi y se invitó a volver a 304 prófugos.

R. Era 1998. Se pensaba que la derrota de ETA era muy difícil y podríamos vernos abocados a un empate. Ha llovido mucho, se ha demostrado que el Estado de derecho puede ganar y, sobre todo, se aprende de los errores.

P. ¿A un mes del 20-N, el Gobierno debería hacer algún movimiento de calado, en materia de presos u otra?

R. Con los presos no hay que volverse loco. Hay una legislación que cumplir. Y el Gobierno de Zapatero lo que crea que se debe hacer, dentro del estricto marco de la legalidad, debe consensuarlo con el PP. Y, al revés, si mañana Rajoy es presidente, con el PSOE. Pero no nos volvamos locos.

“No tenemos nada que ofrecer a ETA, y el PSOE tampoco”

P. La izquierda abertzale considera que la declaración de ETA no cierra el conflicto y plantea buscar un acuerdo sobre el “derecho a decidir”.

R. Esa es su teoría clásica, con una diferencia: hasta ahora decían que iban a seguir asesinando mientras no se solucionase ese conflicto. Ahora dicen que ETA lo deja y que hablaremos del conflicto. Es un avance. Aun así, tienen que tener claro que en democracia no se obtienen réditos por asesinar ni por dejar de asesinar. Deben aspirar a defender su proyecto en las instituciones sin intentar imponérselo a los demás.

P. ¿Habría que legalizar a Sortu?

R. No soy juez ni fiscal, pero lo más importante ahora es que entreguen las armas.

P. ¿Habría que revisar la doctrina Parot?

R. No. Repito. No es el Estado quien tiene que demostrar nada. Son ellos quienes tienen que garantizar que esto es para siempre y cosas como que asumen el Estado de derecho. Y cuando estén demostradas del todo, ya se verá.

P. El lehendakari convoca una ronda con todos los partidos para definir juntos los pasos futuros. ¿Que le planteará?

R. He hablado con él estos días. Le vamos a exigir que debemos seguir trabajando en que se reconozca el dolor causado, que quede en muy buen lugar la memoria de las víctimas y liderazgo para que no sea el relato de que ETA trae la paz.

P. Es evidente que se va a abrir un diálogo centrado, en buena medida, en la relación Euskadi-España y en la autodeterminación.

R. No del todo. Lo que abre es que se pueda defender la posición de cada uno con más libertad y proporcionalidad en las instituciones. ETA no está en posición de poner ninguna condición y tampoco la de que se cree una mesa. ¿Para qué tenemos el Parlamento vasco, las Juntas Generales, el Congreso? Ahí es donde tenemos que estar y cada uno que diga lo que quiera.

P. ¿Si el lehendakari convocase una mesa de partidos la rechazarían?

R. No entra en nuestros planes estar en una mesa de partidos porque tenemos el Parlamento. El lehendakari no debería caer ahí.

P. ¿Si López convocase una mesa de partidos se resentiría su pacto de gobierno?

R. Es un supuesto que no puede ser. El lehendakari lo ha rechazado muchas veces.

P. ¿El PP vasco se sentará a hablar con la izquierda abertzale?

R. El PP vasco está coincidiendo con naturalidad con Bildu en distintas instituciones. Para una relación de partidos querríamos ver antes una entrega de armas y que hubiesen reconocido el daño causado. No tenemos pensado hablar con la izquierda abertzale como partido si no hay antes una entrega de armas.

P. ¿Quién rentabilizará esta situación el 20-N?

R. No tengo ninguna duda que Amaiur. Ha habido demasiados nervios del PNV o el PSOE y se les ha colocado demasiado la bandera de la paz. Pero cuando hablamos de la posibilidad de que ETA desaparezca para siempre, casi me parece secundario.

Sobre la firma

Javier Rivas

Forma parte del equipo de Opinión, tras ser Redactor Jefe de la Unidad de Edición y responsable de Cierre. Ha desarrollado toda su carrera profesional en EL PAÍS, donde ha trabajado en las secciones de Nacional y Mesa de Cierre y en las delegaciones de Andalucía y País Vasco.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS