Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia se toma su tiempo para reaccionar a la noticia

Las ediciones digitales dan relieve al anuncio en sus primeras páginas

Zapatero informó por teléfono a Sarkozy

El Gobierno francés tardó en reaccionar al anuncio de ETA, y a las nueve de la noche ningún representante del Elíseo o del ministerio del Interior había hecho declaraciones oficiales para evaluar la noticia. Un portavoz de Exteriores señaló que el Gobierno quería tomarse “un poco de tiempo” antes de valorar el comunicado. Durante ese lapso, el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, telefoneó al jefe del Estado, Nicolas Sarkozy, según informó La Moncloa para debatir sobre los siguientes pasos a tomar.

Las páginas webs de los periódicos también tardaron en dar relieve al asunto en sus cabeceras. El progresista Le Monde abría con la muerte de Muammar El Gadafi, y dedicaba a la declaración de la banda su tercera noticia, bajo el título “La organización separatista ETA anuncia el fin de su acción armada”.

El conservador Le Figaro destacó, en primer plano en su web y con un texto muy breve, bajo el titular “ETA anuncia el fin definitivo de la lucha armada”, con un sumario que subrayaba la petición de la banda a los Gobiernos francés y español para abrir el diálogo.

Por su parte, la agencia AFP recogió las palabras del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, reconociendo la "perpetua deuda de gratitud" de España con Francia, y su asunción del papel “determinante" jugado en el proceso por el presidente galo, Nicolas Sarkozy.

Un responsable de Batasuna en el País Vasco francés, Jean-François Lefort, celebró “la decisión histórica” de ETA y recordó que ahora hay que construir una solución política del conflicto. Lefort llamó a todas las partes a sentarse en una mesa para poner en marcha las soluciones”.

En el mismo sentido se expresó en una nota Gerry Adams. El líder nacionalista irlandés pidió formalmente a París y a Madrid que empiecen a hablar con ETA. Adams explicó que el comunicado de la organización terrorista “cumple las exigencias” recomendadas por la conferencia de San Sebastián, y añadía, reiterando el contenido de la conferencia: “Pido a los Gobiernos francés y español que saluden (el anuncio) y acepten el comienzo de las conversaciones consagradas exclusivamente a las consecuencias del conflicto”.