Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cándido Méndez sugiere fijar un suelo de gasto público

“Las administraciones deben aclarar qué cantidad de dinero están dispuestas a destinar a sostener los servicios sociales”

Cándido Méndez, secretario general de la UGT, ha sugerido en Valencia la posibilidad de fijar “un suelo de gasto público” por contraposición al techo de gasto que han pactado los dos grandes partidos y que debe aprobar definitivamente el Senado esta misma tarde. “Sería interesante que fijaran el suelo mínimo de gasto en Educación, Sanidad, Bienestar Social y otros servicios”, ha comentado, “así sabríamos de qué estamos hablando”.

Méndez, que ha inaugurado unos cursos de verano que organiza la UGT del País Valenciá, ha cargado sin contemplaciones contra la reforma de la Constitución para introducir un límite al déficit en la Carta Magna. “UGT expresa su profundo rechazo a la reforma por el fondo y por la forma. Se hace deprisa y corriendo, sin un debate en profundidad, pero va a afectar al funcionamiento de las instituciones democráticas y no de forma positiva. Va a bloquear la convergencia real del gasto público con Europa”. Según el dirigente sindical, el gasto público en España es entre un 7% y un 8% inferior a la media de la Unión Europea.

Méndez ha añadido que la reforma solo “supone un aumento del riesgo de que los costes sociales sean mayores de lo que son y, además, que perduren. Los gobiernos autonómicos del PP y del PSOE ya están adelantando las políticas de recorte y las están haciendo más agresivas. Se ha pretendido justificar la precipitación para aprobar la reforma alegando que en Alemania ya se hizo en 2009, pero nadie dice que en Alemania debatieron el cambio constitucional durante tres años mientras que aquí se ha cerrado en 15 días. Y los mercados financieros no se han tranquilizado. Sigue la incertidumbre y la prima de riesgo está disparada. A los mercados no les gusta la deuda, pero tampoco les gusta el paro ni la caída del consumo, lo que les gusta es que la economía se reactive, y eso no está pasando”, ha concluido.