_
_
_
_

El PNV prefiere consolidar la paz a su alianza con Bildu

“Grandísima decepción” de Goirizelaia, representante del bando 'abertzale', por el rechazo nacionalista a la unión

PNV y Bildu irán cada uno por su lado en las elecciones generales del 20-N. Como era previsible, los nacionalistas rechazaron ayer la intencionada propuesta de la coalición electoral para unir fuerzas en defensa de las tesis soberanistas en Madrid. Tras una reunión de dos horas, en la sede central del PNV en Bilbao, y a la que ambas partes quisieron imprimir altura política con la presencia de sus máximos representantes, desde el bando abertzale, Jone Goirizelaia —que acudió junto a Rufi Etxeberria, Peio Urizar y Oskar Matute— admitía una “grandísima decepción” por tan vacío resultado.

Iñigo Urkullu, junto a los líderes territoriales de Euskadi y Navarra, antepuso la consolidación del actual proceso de paz a cualquier tipo de acuerdo electoral. De entrada, el PNV entiende “la paz como una prioridad” y no duda en asegurar que la propuesta de Bildu “no es sincera” porque entraña una estrategia “aún no resuelta”, según dijo Joseba Egibar tras concluir la reunión.

Bildu, en cambio, cree que es el momento de aunar voluntades para consolidar la apuesta soberanista. De entrada, ya ha conseguido incorporar a Aralar al proyecto en una maniobra con varias derivadas políticas. De un lado, aniquila definitivamente a un rival electoral. De otro, hiere gravemente la suerte de Nafarroa Bai, que deja demasiado huérfanos al PNV y al sector de independientes de Uxue Barkos. Por eso, los abertzales querían dar un paso adelante buscando el posicionamiento del nacionalismo moderado. Tras el portazo de ayer, Bildu no perderá la ocasión de afear al PNV su desistimiento en plantear “el reconocimiento al derecho a la autodeterminación”, como recordó Goirizelaia.

El rechazo obligará al PNV a no alejarse hasta el 20-N del discurso identitario para no dejar todo el campo libre a Bildu porque sabe, como Egibar admitió ayer, que esta “alianza electoral puede ser el anhelo y el deseo de muchos vascos”. Por eso, deja abierta la puerta a “participar en cuantas iniciativas se puedan compartir en unas instituciones como pueden ser las Cortes”. En paralelo, Goirizelaia emplazaba al PNV a “repensar el contenido de la conversación”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_