Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BNG califica las Diputaciones de "chiringuitos al servicio de los partidos"

También arremete contra el Senado: “O se reformula o se cierra, porque ahora no vale para nada”

El melón estaba medio abierto desde hace meses, pero la reciente reforma administrativa aprobada en Italia, ha terminado de abrirlo. Hace unos días el candidato socialista a La Moncloa, Alfredo Pérez Rubalcaba, enumeraba las ventajas de suprimir diputaciones y ayer propuso cambiarlas por consejos de alcaldes. El BNG no se quedó atrás y el senador Xosé Manuel Pérez Bouza, avanzó que su programa electoral incluirá la desaparición de estas administraciones y recordó que su partido fue el primero que planteó una propuesta en este sentido

Dice Bouza que son “los mayores chiringuitos de las administraciones públicas al servicio de los partidos”. Además se despacha a gusto contra PSOE y PP. De los socialistas critica su ambigüedad, asegurando que la propuesta de que la reducción de mil diputados provinciales significaría mil millones de ahorro, es una barbaridad, porque un diputado no cuesta un millón de euros al año. De los populares, denuncia su doble moral porque hablan austeridad en todas las administraciones menos en éstas, ya que “las usan como aparatos de partido”. Para ello, quieren una reforma de la Ley de Administración y Hacienda Local, que permita distribuir las competencias entre ayuntamientos y Comunidades Autónomas.

Para ejemplificar, los nacionalistas enumeraron su receta para menguar la diputación presidida por José Luis Baltar. Proponen la creación de una comisión especial que analice qué servicios de la Diputación de Ourense son prescindibles hasta sumar un ahorro de ocho millones, que se destinarían al fondo de cooperación con los ayuntamientos. Hay mucho donde recortar. Además de racionalizar la estructura de personal -casi la mitad del presupuesto total se destina a nóminas-, hablan de casos concretos.

Destaca la sociedad urbanística provincial Urbaourense, cuyo gerente José Cudeiro -abogado y ex- director general de Urbanismo con Fraga- cobra 75.000 euros al año. Desde julio de 2009 cuenta con 5 millones de euros de presupuesto para la promoción de suelo industrial y viviendas, pero desde su creación en 2008 no ha movido ni un solo metro de tierra.

Desde el Bloque también proponen la eliminación de la imprenta -que consume medio millón de euros al año-, la privatización del centro ecuestre de Sandiás -otros 700.000 euros al año- o la revisión de la titularidad de espacios históricos de la ciudad, como el Centro Cultural, el Pazo dos Deportes Paco Paz o el Teatro Principal. Entre los tres consumen casi cuatro millones de euros.

Pérez Bouza no solo puso la tijera sobre las Diputaciones. El senador incluso tiró piedras sobre su propio salario. Cuestionó el papel del Senado y afirmó que “o se reformula o se cierra, porque ahora no vale para nada”. También sobre los ministerios de Sanidad y Cultura, que trabajan casi sin competencias porque están transferidas a las autonomías. Para el BNG las Diputaciones son entes “ineficaces e ineficientes”. En el mapa gallego, el BNG solo forma parte de la luguesa -en coalición con el PSOE-, donde es bisagra de gobierno.