Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Vaticano asegura que aún no tiene una posición concreta sobre el fin de ETA

El portavoz de la Santa Sede evita definir a Jesús como el primer indignado pero lo describe como “un agitador político y un revolucionario”

Rajoy presenta al PP a su mujer Elevira. Ampliar foto
Rajoy presenta al PP a su mujer Elevira.

El portavoz de la Santa Fede, Federico Lombardi, ha aludido hoy al almuerzo que mantuvieron ayer en La Moncloa el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, y el secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone. El portavoz ha asegurado que, aunque se habló sobre el Valle de los Caídos y sobre la posible ayuda de la Iglesia para el fin de ETA, “no se puede hablar de ninguna posición explícita del Vaticano”. “Se escuchó el argumento con respeto y atención pero sin respuesta”, ha añadido antes de apuntar que son temas que se tienen que profundizar y no tratar en un almuerzo de cortesía. “No es el lugar correcto para hablar de discusiones ni para tomar posiciones”, ha incidido.

Lombardi ha asegurado hoy, en rueda de prensa, que el Papa Benedicto XVI habla en sus libros de Jesús de Nazaret como un “agitador político y un revolucionario” cuyo mensaje fundamental era “hablar del amor de Dios”. Lombardi ha contestado así a la pregunta de si Jesús fue el primer indignado –haciendo referencia al Movimiento 15-M-, un calificativo que ha evitado pronunciar. “Yo tendría miedo a etiquetar” a Jesús, ha dicho.

En la rueda de prensa, que se ha producido poco después de la misa en la catedral de La Almudena, el portavoz de la Santa Sede se ha referido también al encuentro que el Papa acababa de mantener con el líder de la oposición, Mariano Rajoy, en la sacristía de la catedral. Lombardi ha indicado que el encuentro no fue oficial, ya que ese caso habría sido en la Nunciatura. “Rajoy le ha presentado al Santo Padre a su mujer y su hija –una confusión de Lombardi, puesto que el líder del PP tiene dos hijos-“. Y ha apuntado: “el lugar del encuentro dice que es una persona de autoridad pero de fe cristiana que ha participado en el acto como creyente”.

Después de sus palabras, alguien le ha hecho llegar al portavoz un papel para recordarle que en 2003, cuando José Luis Rodríguez-Zapatero era líder de la oposición, también mantuvo un encuentro con Juan Pablo II, el anterior Papa, en uno de sus viajes a España.

Lombardi ha explicado que el Pontífice está “muy contento” con el desarrollo hasta ahora de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en Madrid. Respecto al Vía Crucis que se celebró ayer por el centro de la ciudad, ha dicho que el Papa es muy “espontáneo” y que se quedó muy sorprendido por la belleza de las imágenes y por la multitud de gente que había.