Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yo propongo, tú propones, él propone

Los partidos se suman al auge de las propuestas ciudadanas directas a través de Internet

Yo propongo, tú propones, él propone Ampliar foto

Con las protestas del 15-M los ciudadanos empezaron a dirigirse a los políticos de tú a tú. Y ya no han parado. A la avalancha de propuestas que siguen lanzando los indignados en las distintas asambleas de barrio pronto se sumaron versiones en Internet, como Propongo tomar la plaza, que suma más de 2.300 ideas de internautas y utiliza un sistema de votos similar al del sitio Menéame.

La iniciativa no ha tenido mucho tirón: la propuesta más popular tiene apenas 300 votos. Pero, ante el patente alejamiento de posibles electores respecto de la clase política, a los partidos les ha parecido una buena opción para el contraataque: prometen más participación ciudadana en sus programas electorales para el 20-N utilizando las mismas herramientas donde se les ha criticado, las redes sociales. Aunque todas las formaciones subrayan que siempre han intentado ser "cercanos" a las inquietudes del ciudadano, el hecho es que existe un auge de la propuesta directa a través de Internet. Eso sí, está por ver si se concreta en programas electorales o se queda en mera precampaña electoral.

La herramienta de propuestas del PP se llama Yo cambiaría. La del PSOE, Diálogos en red

La herramienta más reciente es Diálogos en red, la red de participación social que hoy ha anunciado el vicecoordinador del PSOE, Antonio Hernando, para el próximo 1 de septiembre. No hay demasiados datos todavía, pero los socialistas han avanzado que con ella pretenden que su programa electoral no sea "de expertos para expertos". Quieren "escuchar al ciudadano" en lugar de apostar por los comités de sabios. Y la red, supuestamente, servirá para ello.

Pero los pioneros fueron los populares. Su red, llamada Yo cambiaría, ha recibido más de 3.000 propuestas durante sus dos primeras semanas de existencia. Existen seis áreas, precisamente aquellas en las que Mariano Rajoy insiste en exigir reformas, explican desde el PP. La referente a "empleo, competitividad y apoyo a los emprendedores" es "la prioridad de prioridades" para el partido y también la que más propuestas recibe. Las otras son educación, reforma del sector público, "fortalecimiento institucional y regeneración política", "garantía de la sociedad del bienestar" y, finalmente, proyección exterior, que pretende "recuperar la imagen y el prestigio que nuestro país tuvo" en el extranjero. Las ideas están restringidas (no se pueden ver en la web) y tampoco están abiertas al voto. Se recogen y se clasifican por temas para ser entregadas a "equipos de trabajo especializados" del partido.

Izquierda Unida, por su parte, ha anunciado una Convocatoria Social que permitirá a los internautas mandar propuestas a través de redes sociales y correo electrónico. Todavía no hay fecha de lanzamiento. Además, el partido planea convocar asambleas de barrio, pueblos y distritos, su "mayor esfuerzo" hasta el momento en cuestión de participación directa de los ciudadanos. Para una formación que se ha identificado de forma reiterada con reivindicaciones de los indignados, el concepto "asamblea" recuerda sospechosamente al del 15-M.