Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el senador del PSOE que intentó agredir a policías en un local nocturno

Blanco y Valenciano le habían pedido reiteradamente que renunciara

Casimiro Curbelo ha presentado su dimisión como senador del PSC-PSOE por La Gomera, según han confirmado fuentes socialistas. Curbelo, detenido el jueves por un supuesto atentado contra agentes de la autoridad, ha dimitido de su escaño en la Cámara alta como representante de la isla canaria “por decisión personal y de manera inmediata".

"Renuncio porque quiero demostrar mi inocencia y la de mi hijo. Y quiero hacerlo como un ciudadano más, sin el privilegio que supondría permanecer con el fuero que otorga el escaño de senador”, afirma Curbelo en una nota difundida por el PSOE. La decisión ha sido comunicada esta misma tarde a la Comisión Ejecutiva Federal. 

Esta mañana la directora del comité electoral del PSOE, Elena Valenciano, ha declarado que el partido estaba "esperando" la dimisión de Curbelo, acusado de atentado a la autoridad tras insultar al grito de "Os deseo que os muráis todos de cáncer" a varios agentes de policía a los que, junto a uno de sus hijos, también intentó agredir tras una trifulca en un local nocturno en Madrid la semana pasada. El ministro y portavoz del Gobierno, José Blanco, también ha criticado la actitud del senador. Las diligencias policiales de aquella madrugada señalan que el parlamentario espetó a los agentes frases como "Os deseo que os muráis todos de cáncer", "Sois unos borrachos hijos de puta. Estáis pagados por los putos fachas del PP", "Soy senador y vosotros, más que policías sois unos terroristas".

Curbelo, en la rueda de prensa tras ser detenido. ampliar foto
Curbelo, en la rueda de prensa tras ser detenido. EFE

Curbelo había convocado esta mañana una rueda de prensa en la que se esperaba que dimitiera, pero la ha suspendido minutos antes de que comenzara. "Nosotros no tenemos ningún empacho en condenar la actitud del senador Curbelo, todo lo contrario, creemos que hace daño al PSOE", ha dicho Valenciano, que ha aprovechado para pedir al PP que también tome cartas respecto al presidente valenciano, Francisco Camps, que se sentará en otoño en el banquillo por el caso de los trajes.

Curbelo, presidente también del cabildo de La Gomera desde hace 18 años, ha suspendido la comparecencia prevista por la mañana y no ha anunciado entonces su dimisión por presiones de la dirección socialista en la isla, según Gomeranoticias.com. El mismo medio sostiene que las crecientes presiones "de Madrid", de la dirección nacional, han inclinado la balanza.

Curbelo, que lamenta en la nota difundida que no se le haya concedido la presunción de inocencia a la que tiene derecho todo ciudadano, oficializará su renuncia en las próximas horas. El comunicado concluye con un mensaje a su partido y a sus paisanos: “Agradezco a los compañeros de mi partido todo el esfuerzo que han realizado para materializar un gran proyecto colectivo que ha servido para trasformar la sociedad gomera”.

El incidente que originó el escándalo empezó con una discusión en una sauna de la zona madrileña de Azca que acabó con destrozos en el local. El senador, su hijo Adays, de 26 años, y un amigo fueron expulsados. Y se presentaron en comisaría con intención de denunciar lo sucedido. Los tres mostraban "un evidente estado de embriaguez, dificultad en el habla, boca pastosa, ojos vidriosos, pupilas dilatadas y halitosis etílica y un estado de excitación consecuencia del consumo de bebidas alcohólicas", asegura el atestado policial. Y allí se desató otras discusión -"tú eres un pringao y estás hablando con un senador, no me des la espalda. Te vamos a denunciar por abuso de autoridad", le espetó supuestamente Curbelo a un funcionario- durante la que Adays propinó un puñetazo a uno de los agentes. Padre e hijo fueron detenidos.

Al día siguiente del suceso, Curbelo negó la versión policial en una rueda de prensa. Y también negó los hechos cuando su partido le pidió cuentas. Ya el sábado, Valenciano defendió la necesidad de que dimitiera: "Lo del senador (Casimiro) Curbelo -según lo que sabemos- es lamentable y vergonzoso".

Con esta dimisión acaban tres lustros como único representante de la isla en el Senado. Según la página de la Camara alta en Internet durante esta legislatura, ni durante la pasada, no ha registrado ninguna iniciativa ni ha intervenido jamás.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >