Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tribunal Constitucional quita un edil a CiU en Barcelona y se lo da al PP

El alcalde de Barcelona dice que el TC se mueve por influencias y que ya se temía la sentencia

Xavier Trias
Xavier Trias EUROPA PRESS

El baile del noveno concejal del Partido Popular (o el décimoquinto de Convergència i Unió) en el Ayuntamiento de Barcelona ha llegado a su final. El Tribunal Constitucional ha resuelto favorablemente el recurso de amparo electoral presentado por los populares, por lo cual Maria Elisa Casanova (PP) reemplazará a la convergente Elena Turalló (CiU) en el arco municipal. El PP queda con nueve ediles, y CiU, tras perder uno, llega a 14, un resultado que no modifica la actual correlación de fuerzas pero que debilita la ya de por si frágil mayoría convergente. El alcalde de la ciudad, Xavier Trias, ha calificado de "incomprensible" la decisión aunque ha reconocido que ya se la temía: "La justicia se mueve por influencias y, por lo tanto, a palmar".

Los partidos aún no han recibido la notificación oficial de la decisión, que ha publicado hoy La Vanguardia. En una entrevista a Catalunya Radio esta mañana, Trias ha asegurado que el único cambio en el cartapacio será que el tercer teniente de alcalde, Antoni Vives, asumirá la regiduría del distrito de Sants-Montjuïc, en la que estaba Turalló. “Tenemos 14 concejales, no pasa nada”, ha remachado el alcalde convergente.

“El PP se puso el tema del edil entre ceja y ceja porque tenía claro que ganaría. Tienen personas que les asesoran y que saben el ambiente que hay en el tribunal. Nosotros ni sabemos cuál es el ambiente que hay en el Constitucional. No lo imaginamos”, ha asegurado Trias. “Sabemos como está constituido el Constitucional. Hay bloques. Unos de un lado, otros de otro lado y los del medio, a palmar. Y yo soy del medio”, ha agregado. Sin embargo, el magistrado ponente de la sentencia ha sido Pablo Pérez-Tremps,  que fue recusado en 2007 por el PP. En la misma emisora, Alberto Fernández Díaz, el líder del PP en Barcelona, ha criticado a Trias por arremeter contra el Alto Tribunal. "Me parece como mínimo precipitado, máxime cuando tampoco conoce esa sentencia", ha asegurado.

El enfrentamiento entre CiU y PP por los resultados en Barcelona comenzó la misma noche electoral. Fernández Díaz aseguró que pediría una revisión de las papeletas, pues sólo 113 separaban a los populares de llegar al noveno concejal, que a la postre ha resultado el mejor resultado de su historia en el Ayuntamiento de Barcelona. La distancia se acortó a 60 tras el recuento y finalmente el PP llevó el tema a la Junta Electoral Central (JEC), a la que pidió que estudiara la validez de 66 votos considerados nulos por tener marcas con bolígrafo cerca de los nombres de la lista. Los populares defendían que según las instrucciones electorales estas papeletas eran válidas pues no se tachaban los nombres de los candidatos y expresaban una voluntad de voto al PP.

La JEC falló a favor de CiU y el 6 de junio el PP elevó un recurso al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) pidiendo que validara 56 votos. La apelación bloqueó la constitución del Ayuntamiento de Barcelona hasta el 1 de julio. El TSJC emitió el 21 de junio una sentencia, que le daba la razón al PP. Pero dos días después, dictó un auto aclaratorio que invalidaba tres de los votos del PP en cuestión y le devolvía el edil a CiU. Los populares decidieron entonces recurrir al Tribunal Constitucional, que acaba de emitir su sentencia en favor del PP.

La regidora Assumpta Escarp, del PSC, ha afirmado que la decisión del TC obligará al alcalde a esforzarse más para buscar acuerdos. "Nunca un alcalde de esta ciudad ha tenido tan mal perder ni había lanzado sombras de duda sobre una sentencia judicial", ha señalado.