Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

37.742 manifestantes contados uno a uno

Los calculos de la empresa Lynce arrojan una cifra de asistentes superior a la de las últimas protestas sindicales o contra el aborto

Imagen de la marcha de la manifestación del Movimiento 15-M, en el paseo de la Castellana
Imagen de la marcha de la manifestación del Movimiento 15-M, en el paseo de la Castellana EFE

El clamor contra el Pacto del Euro movilizó ayer a miles de indignados. La marcha de Madrid fue la quinta más multitudinaria de España desde 2009, según Lynce, que la cuantificó en 37.742 personas con un margen de error del 12% (42.271). Lynce, que utiliza un sistema de recuento informático “cabeza a cabeza” a partir de fotos aéreas, sentenció que la convocatoria que confluyó en la plaza de Neptuno de la capital superó a las protestas, también medidas con su sistema, contra el aborto de 2010 (9.726), la huelga general de septiembre de ese mismo año (17.228) y la última protesta sindical del 1 de mayo (8.050).

Las imágenes de Lynce se captaron manualmente al final de la manifestación, cuando la concentración fue mayor. A diferencia de otras ocasiones, no se utilizó un zeppelín teledirigido. “La dificultad del 19-J fue que los indignados se dispersaron sobre las 14.00 horas, por lo que tuvimos que unir varias secuencias de imágenes”, explica Juan Manuel Gutiérrez, director de la firma. La compañía se encargó de cuantificar la marcha que en septiembre de 2010 sacó a las calles miles de franceses (80.000) para censurar el retraso de la edad de jubilación. Gutiérrez, que evita dar datos sobre el coste del servicio, insiste en que Lynce carece de adscripción política. La firma no contabilizó la marcha de los indignados de Barcelona, que fue seguida por 50.000 personas, según del departamento de Interior de la Generalitat, y 98.000, según EL PAÍS.

Las manifestaciones más multitudinarias medidas por Lynce desde 2009 fueron:

Defensa del Estatut. La marcha que recorrió Barcelona el 10 de julio de 2010 para condenar la decisión del Tribunal Constitucional de recortar el Estatut de Catalunya se convirtió en la mayor protesta de la Democracia en Cataluña provocó un baile de cifras: 1,5 millones (organizadores), 1,1 millones (Guardia Urbana) y 62.000 (Lynce).

Marcha contra el aborto. La protesta para reclamar la supresión de la Ley de interrupción voluntaria del embarazo sacó a las calles madrileñas en octubre de 2009 a 250.000 personas (Policía) y a 55.316, según Lynce.

Orgullo Gay: "Por la igualdad trans" fue el lema que en 2010 movilizó en la Gran Vía madrileña a un millón de personas (organizadores) y 51.500 (Lynce).

Legalizaciónd de Sortu. La marcha silenciosa que recorrió Bilbao para pedir la legalización de la izquierda abertzale sacó a la calle a 40.960 personas, según Lynce.

En circunstancias convencionales, Lynce captura sus imágenes con grabaciones en video de alta definición y cámaras fotográficas colocadas en un zeppelín teledirigido, que disparan entre 300 y 600 instantáneas en cada convocatoria. Un fotógrafo completa la toma de imágenes para evitar “zonas oscuras” y reducir el margen de error derivado de los manifestantes que quedan ocultos bajo los árboles, los toldos o el mobiliario urbano. Un programa informático se encarga después de “individualizar y enumerar a las personas”, según explica la compañía.