La derrota del 22-M aparta hoy del poder a 4.000 cargos socialistas

Los socialistas presionan a IU para que les facilite gobernar en otras 80 alcaldías de las 282 donde un pacto podría apartar del mando al PP

Pedro Castro, alcalde en funciones del PSOE en Getafe, recoge sus cosas del despacho.
Pedro Castro, alcalde en funciones del PSOE en Getafe, recoge sus cosas del despacho.CRISTÓBAL MANUEL

La sonora derrota del PSOE en las elecciones municipales y autonómicas del pasado 22 de mayo ha facilitado el tinte de azul, con los colores del PP, del mapa electoral de España. Pero también descabalgará hoy mismo del poder a 462 alcaldes, 2.262 concejales y alrededor de 1.500 cargos de confianza colocados por ese partido en muchas instituciones locales. Será todo un vuelco. Un nuevo varapalo para el PSOE. La cúpula de este partido está intentando hasta el final, es decir hasta minutos antes de la constitución hoy de muchos de esos municipios, las negociaciones con sus homólogos de IU para paliar un poco los efectos de ese fracaso en las urnas.

Están en juego otros 282 Ayuntamientos, en los que el PSOE es la fuerza más votada, pero necesita a IU para poder gobernar. En la mayoría de esos casos habrá Gobierno de izquierdas. Pero no en todos. Eso sí, no será posible conocer hasta hoy, o quizá ni eso, la cifra exacta de esos pactos. Algunas federaciones locales de IU se niegan a conceder esa batuta de mando a regidores del PSOE por rencillas personales y agravios casi históricos. Los socialistas estiman esos consistorios aún en juego son unos 80, IU limita esos casos a una quincena y el PP aguarda la ayuda de la coalición para gobernar en más de 50 alcaldías solo en tres regiones.

Hoy, en cualquier caso, se producirá la despedida de la vida pública municipal de algo más de 4.000 políticos y técnicos del PSOE, con o sin carné. Esta es la consecuencia directa de la derrota electoral que sufrió ese partido el pasado 22 de mayo y que hoy tendrá su plasmación real con la constitución de los nuevos moradores de los 8.116 ayuntamientos que hay en España. Sin paliativos, en el PSOE se habla del tsunami que se ha llevado por delante a 462 alcaldes y 2.262 concejales socialistas, junto a unos 1.500 cargos entre asesores y cargos de confianza directos y de organismos dependientes.

Este cálculo último lo aportan también fuentes del PP con la media de toda España, a sabiendas de que una gran ciudad puede tener 150 asesores, como es el caso de Barcelona, y que Palencia, con el alcalde saliente del PSOE, Heliodoro Gallego, contaba solo con dos. En Sevilla, por ejemplo, donde el PP recuperará la alcaldía después de varios mandatos, los populares estiman que dejarán en la calle a unos 80 asesores socialistas de la última etapa. Lo habitual es que en una capital de provincia normal en España haya entre 30 y 50 asesores. Los Ayuntamientos más pequeños solo disponen de un asesor. En el PP calculan el promedio de cargos que perderá el PSOE entre 2,5 y 3 por alcaldía teniendo en cuenta que entre las ciudades perdidas hay de todo, desde capitales hasta pueblos más pequeños, pero también una gran mayoría de municipios de mediano tamaño.

Los acuerdos de la izquierda afectarían mucho a Andalucía y Extremadura

El disgusto electoral que se llevó el 22 de mayo el PSOE ha pasado en estas últimas horas a segundo plano ante la intensidad de las negociaciones para mantener alcaldías con pactos, al menos para la investidura, con IU, ICV, ERC, BNG, CHA, Coalición Canaria, grupos independientes y partidos locales.

En los pactos el escollo fundamental lo tiene el PSOE con IU. Si no hubiera habido problemas a ambos se les había abierto la posibilidad de llegar a un acuerdo en 282 Ayuntamentos. Pero Izquierda Unida a nivel local y provincial se resiste con fuerza a facilitar el bastón de mando a representantes del PSOE. Esta situación se mantenía anoche en torno a 80  consistorios, según la versión del PSOE. Una cincuentena están en Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha, y el resto repartidos por el resto de España.

Ferraz negociaba anoche con media docena de
fuerzas políticas

En Izquierda Unida, por su parte, aseguraban que el problema estaba solo en apenas 15 municipios aislados. Y agregan que ese número se suele producir habitualmente en todos los comicios.

El PP sube esa cifra hasta aproximarse mucho a la del PSOE. Los populares coincidían con los socialistas en que están en juego 50 localidades de las tres autonomías citadas. Por tanto, la principal discrepancia en el cálculo se da con IU, La tensión era máxima en la sede central del PSOE de Madrid, en la que el equipo municipal, dirigido por el coordinador Antonio Hernando, mantenía contactos permanente con las federaciones socialistas de toda España, además de con sus candidatos, para conocer el estado de las negociaciones.

 El PSOE se resistía a tirar la toalla y a los 1.856  Ayuntamientos que gobernará sin duda al tener mayoría absoluta, quería sumar también los 524 en los que ha sido la fuerza más votada; en total 2.380 que podrian redondearse hasta 2.500 Ayuntamientos si IU se aviene al pacto. Por parte de la coalición que dirige Cayo Lara a la tensión de la propia negociación había que añadir el esfuerzo de al dirección federal para mantener en la práctica el discurso de que con sus votos no se facilitaría “ni por acción ni por omisión” gobiernos de la derecha.

En la dirección federal de IU se aseguraba que en la mayoría de los casos se facilitará que gobierne la izquierda y precisaron que no se trata de “acuerdos de gobierno sino de facilitar la investidura”. A ese respecto, el responsable municipal del PSOE, Antonio Hernando, manifestó a este periódico su “certeza” de que Izquierda Unida no impediría la formación de “gobiernos de progreso”. En efecto, la voluntad de las dos cúpulas va en esa direccción pero en el caso de IU se encuentra con el profundo rechazo que dirigentes de su partido, locales, provinciales y regionales sienten hacia los socialistas de su mismo territorio.

A las malas relaciones históricas entre socialistas e IU se unen incluso enfrentamientos muy personales dado que los segundos se han sentido maltratados políticamente por los socialistas. Eso se ha notado en Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha, en las que tradicionalmente el PSOE ha querido ocupar todo el espacio de la izquierda con pocos miramientos hacia la coalición. No ha sido así, sin embargo, en Madrid, Asturias y Aragón, aunque también hay excepciones, donde el pacto ha sido moneda común. En Castilla y León, la situación es desigual y va por provincias.

Los socialistas daban anoche por perdidas las localidades de Fabero y Cacabelos en León ante el anuncio de IU de facilitar la investidura a los candidatos del PP. Pero sí hubo acuerdo con el PSOE para que éste gobierne en Segovia. Anoche en la dirección de IU se reconocía que algunas decisiones no se conocerán hasta el último momento ya que su organización celebrará previamente asambleas para que sus militantes decidan el sentido del voto que sus concejales introducirán en la urna de elección del alcalde.

Lo cierto es que si el PSOE ha presumido de tener un amplio abanico de posibilidades de pacto, ahora el PP ha emprendido el mismo camino. Mariano Rajoy, ha proclamado su voluntad de pactar “con todos”, menos con Bildu. Y lo está haciendo.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50