El Gobierno de Barreda promete un traspaso de poderes tranquilo

El actual Ejecutivo del PSOE cederá funciones cuando Dolores de Cospedal nombre a los nuevos consejeros

El consejero de Presidencia de Castilla-La Mancha, Santiago Moreno.
El consejero de Presidencia de Castilla-La Mancha, Santiago Moreno.KIKE PARA

Las afirmaciones del PP de Castilla-La Mancha asegurando que la comunidad estaba en "quiebra total" no serán óbice para que el Gobierno saliente de José María Barreda cumpla con el traspaso de poderes, "como ocurre en todos los gobiernos autonómicos y municipales de España, tanto del PSOE como del PP". Así lo ha asegurado esta mañana tras una reunión con los consejeros en funciones, Santiago Moreno, el responsable de Presidencia y Administraciones Públicas.

Las insinuaciones del PP, no obstante, sí han motivado la ruptura de las negociaciones preparatorias entre ambos partidos para facilitar el traspaso de poder. "La documentación que nos han pedido en las reuniones previas ya está preparada y será el consejero saliente el que se la entregue al consejero entrante cuando María Dolores de Cospedal lo designe". De este modo explicaba Moreno a qué iba a quedar reducido el proceso de transición de poder.

En Castilla-La Mancha no existe ningún modelo para llevarlo a cabo. Moreno ha explicado que fue el número dos de Cospedal, Vicente Tirado, quien le pidió llevar a cabo reuniones previas para preparar mejor la sucesión en el Gobierno. Algo que los socialistas aceptaron "siempre y cuando se cumplieran unos compromisos de lealtad y confianza mutuos". Premisas que las declaraciones del propio Tirado insinuando que Castilla-La Mancha no tenía dinero para pagar a sus funcionarios han tirado por tierra.

Ese es el motivo por el que se han suspendido las entrevistas que estaban previstas para hoy. Moreno ha explicado que la única documentación solicitada por el PP y que todavía queda pendiente de tener lista es la correspondiente a Ordenación del Territorio y Vivienda. Pese a la paralización de los encuentros bilaterales, Moreno ha señalado que sigue a disposición del secretario general del PP, Vicente Tirado, para tratar cuantos asuntos de trámite y gestión puedan surgir durante el tiempo que trascurra hasta que los nuevos consejeros del PP sean nombrados.

Visiblemente indignado, Moreno ha criticado la "alarma social" que han generado las acusaciones del PP, "indignas e incomprensibles" en un partido que "va a asumir la responsabilidad de Gobierno". El todavía responsable de Presidencia ha exigido a los populares una rectificación ya que las informaciones que han vertido a lo largo del fin de semana son "falsas, realizadas a sabiendas, con escaso rigor y nula aportación de pruebas". Moreno ha anunciado que su Gobierno va a pedir al gabinete jurídico que estudie las declaraciones del PP por si pudieran ser constitutivas de delito.

Datos frente a rumores

A continuación Moreno ha aportado datos concretos con los que desmontar las acusaciones del PP. Así ha desmentido que peligren los sueldos de los 7.000 funcionarios de la comunidad. "Su nómina mensual asciende a 275 millones de euros, solo por los ingresos por participación en impuestos el Estado central transfiere 350 millones de euros al mes" por lo que su salario está asegurado para este mes "y para los que restan"; En cuanto a las acusaciones de personas "recolocadas" por la Junta, Moreno ha recordado que el Gobierno de Castilla-La Mancha es el más pequeño "con siete consejeros, tres menos que los 10 que propone Mariano Rajoy" y ha recalcado que durante el mandato de José maría Barreda solo ha habido 243 personas en puestos de altos cargos (121) o personal eventual (122) "no los 3.000 que alguno se inventa que solo pueden estar en su fantasía"

Por último, y como ejemplo de la "claridad y transparencia" en la gestión económica de la Junta de Castilla-La Mancha, Moreno ha puesto como ejemplo que su Gobierno es el único que ha cerrado la cuenta general de 2010 para que puedan ser sometidas al escrutinio de las nuevas cortes con mayoría del PP. "Es bochornoso que quien va a tener la responsabilidad de Gobierno las ponga en duda sin pruebas, algo a lo que Cospedal ya nos tenía acostumbrados en la oposición".

Moreno también ha desmentido que se estén destruyendo documentos. "No se han destruido documentos públicos porque sería un delito, además la elemental seguridad jurídica obliga por ley a que se guarden todos los expedientes originales". El consejero saliente de nuevo ha invitado a los populares a que "si tienen pruebas las presenten ante los tribunales y no viertan más insinuaciones en ruedas de prensa", de nuevo en clara alusión a Cospedal. El dirigente socialista está convencido de que esas acusaciones "sin fundamento" son una "cortina de humo" para justificar culpando al PSOE de las "duras medidas" que los populares pretenden adoptar "cuando estén en el Gobierno". "Yo les he invitado a que debatan conmigo las cifras, no quieren".

Sobre la firma

Eva Saiz

Redactora jefa en Andalucía. Ha desarrollado su carrera profesional en el diario como responsable de la edición impresa y de contenidos y producción digital. Formó parte de la corresponsalía en Washington y ha estado en las secciones de España y Deportes. Licenciada en Derecho por Universidad Pontificia Comillas ICAI- ICADE y Máster de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS