El PP cree "factible" el apoyo de IU en Extremadura

Lara dice que la federación regional "tomará la mejor decisión" Reitera que "no le gustaría" que la coalición pactase con los conservadores

El presidente del PP en Extremadura, José Antonio Monago. EFE/Archivo
El presidente del PP en Extremadura, José Antonio Monago. EFE/ArchivoEFE

Los resultados en Extremadura han dejado un escenario poco propicio para impacientes. Los tres diputados de IU son determinantes en Mérida (Badajoz) frente a los 30 del PSOE y los 32 del PP. Izquierda Unida quiere que las bases decidan, pero el resto de formaciones, salvo el PSOE, siguen lanzando mensajes. “Ha sido así desde la noche electoral”, afirman fuentes socialistas, el único partido que, según afirman, intenta mantenerse al margen.

El presidente del PP en Extremadura, José Antonio Monago, ha considerado “factible" conseguir el apoyo de IU para sus 32 diputados y así se lo ha trasladado al coordinador extremeño de la federación, Pedro Escobar. Fuentes populares aseguran que “no se da por hecho” un pacto de Gobierno, sino que se considera muy posible que IU se abstenga y deje Gobernar al partido más votado. Monago y otras fuentes populares insisten en el “respeto” y “consideración” hacia las consultas de IU.

El coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha evitado pronunciarse sobre el respado de su coalición al PSOE en Extremadura. “La federación extremeña es madura y tomará la mejor decisión”, ha indicado en Onda Cero, para después matizar: "No me gustaría que mi partido facilitase el gobierno a los conservadores".

Los socialistas aseguran que las presiones a IU comenzaron la misma noche electoral

Pero las presiones a IU también le llegan desde dentro. José Antonio Jiménez, de Socialistas Independientes de Extremadura (SIEX), formación con la que IU ha concurrido en coalición en las últimas elecciones, ha dicho a Efe que “se inclina por un pacto de gobierno con el socialista Guillermo Fernández Vara”.

Jiménez afirma que IU no puede tomar una decisión en solitario, según el documento firmado antes de los comicios. “SIEX está obligada legalmente a expresar su opinión en este caso para que los diputados de la coalición sepan a qué atenerse".

Para un pacto con el PSOE, los independientes exigen el rechazo a la refinería prevista en Tierra de Barros y cualquier proyecto de central térmica. Si no, prefieren que IU se abstenga.

En este contexto, los socialistas intentan mantenerse al margen. “Silencio y respeto a los tiempos y al procedimiento”. Así resumen la actitud del PSOE fuentes del partido, que lamentan que las presiones para influenciar en IU y en sus bases se hayan repetido desde el cierre de las urnas.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50