Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ciudadanos avalan con sus votos a los candidatos imputados

Camps revalida la mayoría absoluta en la Comunidad Valenciana

El alcalde de Castellón y candidato a la reelección, Alberto Fabra, saluda a los componentes de la mesa electoral.
El alcalde de Castellón y candidato a la reelección, Alberto Fabra, saluda a los componentes de la mesa electoral. EFE

La corrupción es rentable. Es la conclusión a la que puede llegarse al observar los resultados electorales de aquellas comunidades y municipios en los que se presentaban candidatos imputados en delitos de corrupción.

Comunidad Valenciana. La revalidación de la mayoría absoluta del PP en la Comunidad Valenciana supone que, en el caso de que siga el proceso por el delito de cohecho impropio por el que está imputado Francisco Camps, el presidente de la Generalitat se sentará, como tal, en el banquillo de los acusados. Además, en breve, se puede conocer la decisión de los tribunales respecto a los otros delitos con los que se relaciona al PP valenciano, financiación irregular, cohecho y prevaricación y delito fiscal. Los resultados electorales no solo han sido buenos para él, sino que los otros diez imputados o implicados en causas de corrupción que figuraban en las listas han logrado los puestos a los que optaban.

Pese a aumentar en uno el número de escaños, el PP no ha obtenido un mayor porcentaje de votos que en las elecciones de 2007, sino que ha perdido más de tres puntos. La fragmentación de la izquierda ha dejado al PSOE con siete diputados menos. La suma de los minoritarios, Compromís y Esquerra Unida, ha pasado de siete a 13.

Comunidad de Madrid. El PP de Esperanza Aguirre en el que se presentaba más de una decena de imputados amplía su mayoría absoluta, sin que los numerosos casos de corrupción hayan disminuido sus apoyos electorales. En la zona Gürtel de la Comunidad de Madrid, principalmente en el noroeste de la provincia, en la que el PP ha cosechado en las últimas elecciones varias mayorías absolutas, los populares han mantenido sus principales feudos.

El segundo avance de participación sí otorga un salto de cinco puntos en la provincia de Sevilla

Boadilla del Monte, Arganda del Rey y Pozuelo de Alarcón. Los ayuntamientos del caso Gürtel. El PP del municipio de Boadilla del Monte, localidad de 43.414 habitantes del noroeste de la comunidad en el que dimitieron dos regidores, mantiene su mayoría absoluta pese a sufrir una bajada de cuatro ediles. Los socialistas, lastrados por el debate nacional de la crisis económica, bajan un concejal, pasando a tres, y se convierten en la tercera fuerza política ante la subida de Alternativa por Boadilla encabezada por el abogado Ángel Galindo, que alcanza los cuatro ediles. También se sentará en el pleno del Ayuntamiento del conocido como el epicentro del caso Gürtel UPyD. Sin embargo, en Arganda del Rey (51.489 habitantes), cuyo exregidor del PP Ginés López dimitió por el caso Gürtel, los populares amplían su número de ediles hasta los 14. En Pozuelo de Alarcón (82.804 habitantes) los populares logran 18 ediles en un Consistorio compuesto de 25. El PSOE pierde dos concejales que pasan a UPyD.

Castellón sin Fabra. El PP parece haber conseguido el favor de los votantes por la exclusión de su presidente provincial, Carlos Fabra, de las listas de la ciudad de Castellón. El 22M ha revalidado la mayoría absoluta de los populares que, además, ganan un concejal. El PSPV ha perdido tres representantes. Los nacionalistas del Bloc aumentan los suyos de uno a dos y Esquerra Unida logra un representante en el Ayuntamiento de la capital de La Plana.

Alicante con Ripoll y Sonia Castedo. Tampoco el caso Brugal y sus ramificaciones, que implica a una buena parte del PP alicantino, ha pasado factura. La candidata del PP a la reelección como alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, ha aumentado el número de concejales de 15 a 18 después de haber sido acusada de recibir regalos a cambio de supuestos favores en la tramitación del Plan General de Ordenación Urbana. El segundo en la lista del PP estaba ocupado por el presidente de la Diputación provincial, José Joaquín Ripoll, imputado en el caso Brugal.

El Pedroso, epicentro de los ERE. El pequeño municipio de El Pedroso (Sevilla), con poco más de 2.000 habitantes, se ha convertido en epicentro del caso de los ERE. Lugar de origen del imputado ex director general de Trabajo de la Junta, Javier Guerrero, quien también ocupó la alcaldía del municipio, ha dado paso a la entrada del PP en el Ayuntamiento, donde hasta ahora no tenía representación, ya que la corporación estaba conformada únicamente por concejales del Partido Andalucista y de PSOE. Los resultados obtenidos ayer suponen para los socialistas una pérdida de 14 puntos y dos ediles.

La basura de Orihuela. La extendida trama sobre la adjudicación del contrato de basuras sí ha calado entre el electorado de Orihuela. El PP obtuvo hace cuatro años 14 concejales y cerca del doble de los votos que los socialistas. El 22M le ha supuesto una rebaja hasta los 12 ediles y la pérdida de la mayoría absoluta. La llave del gobierno local pasa a manos de los independientes, con los que tratarán de pactar el PSOE y Los Verdes.

Más información