Los fiscales progresistas también arremeten contra la Junta Electoral

La UP cree que la decisión “cercena los aires de libertad ciudadana” Elogios al Movimiento 15-M, porque “rompe un clima de apatía”

El Congreso de la Unión Progresistas de Fiscales (UPF) que se está celebrando en Pontevedra ha aprobado esta mañana una resolución en la que arremete con dureza contra la Junta Electoral Central por prohibir las protestas del Movimiento 15-M. Los fiscales consideran que ese acuerdo “resulta difícilmente comprensible desde la perspectiva de los derechos ciudadanos”, porque “no pondera adecuadamente los intereses en conflicto”.

La censura de la UPF se suma a la que esta mañana ha hecho pública la asociación progresista Jueces para la Democracia, que también ha empleado duros términos para referirse a esa prohibición.

Más información
El 15-M crece pese a la prohibición
El Gobierno sugiere que la policía no desalojará Sol por la fuerza

La resolución de la UPF considera que el 15-M es “un movimiento social y espontáneo que por primera vez rompe un clima de apatía ciudadana sorprendente en momentos de grave crisis económica y social”. Por ello, los fiscales progresistas entienden que “no puede ser interpretado como políticamente perturbador del proceso electoral en curso”, como ha hecho la Junta Electoral Central.

La UPF recuerda que la prohibición resulta todavía “más sorprendente”, si se tiene en cuenta la sentencia de 15 de noviembre de 2010 del Tribunal Constitucional, a favor del derecho de manifestación en jornada de reflexión, siempre que no se reclame el voto. Por ello, los fiscales progresistas opinan que “cercenar los aires de libertad ciudadana que soplan en nuestras plazas desde luego no contribuye a dotar de contenido una democracia que no queremos meramente formal”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS