El recurso de Sortu alega una diferencia total con Batasuna

La defensa tratará de demostrar que es un partido nuevo en términos políticos y organizativos

La ruptura por doble vía con Batasuna, así como el establecimiento de mecanismos de garantía de respeto a la democracia, serán las bases del recurso que hoy presentará el abogado Iñigo Iruin ante el Tribunal Constitucional contra la decisión del Supremo de no admitir la inscripción de Sortu, la nueva marca de la izquierda abertzale, como partido político.

Iruin basa su recurso en los votos particulares que la minoría del Tribunal Supremo (siete magistrados) alegó ante la mayoría (nueve) en la sentencia sobre Sortu, así como en la resolución del Tribunal Constitucional del pasado día 5 favorable a Bildu.

El abogado de la izquierda abertzale alegará que Sortu es un partido nuevo, diferente de Batasuna en términos políticos y organizativos. Tratará de demostrar que Sortu no forma parte de la estrategia de ETA ni es su brazo político, como lo fue Batasuna, según señaló el Tribunal Supremo y el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo. Para ello alegará que los estatutos del nuevo partido rechazan expresamente la violencia, incluida la de ETA.

En el terreno orgánico, tratará de demostrar que Sortu, en su funcionamiento, es un partido homologable a cualquier fuerza democrática. Frente al funcionamiento asambleario de Batasuna y la cooptación de sus dirigentes, Sortu tiene previsto organizarse como un partido convencional, incluida la celebración de congresos en los que elegirá a su equipo directivo y a su secretario general.

Asimismo, dispondrá de mecanismos de garantía de respeto a la democracia. El más importante lo recogen sus propios estatutos y consiste en que si alguno de sus militantes incurre en actos de violencia será inmediatamente expulsado de Sortu.

El Tribunal Constitucional tardará varios meses en resolver el recurso. La izquierda abertzale confía en que, tras la decisión del alto tribunal de tolerar la participación de la coalición electoral Bildu, sea factible también la legalización de Sortu.

Desde un punto de vista político, la izquierda abertzale mantiene que la legalización de Sortu "consolidaría el proceso democrático" al reforzar las posiciones pacíficas frente a las violentas dentro del movimiento independentista. Este refuerzo quedaría más claro con el funcionamiento de un partido democrático, señalan fuentes de la izquierda abertzale.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS