Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Somos la generación 'ni ni', ni PP, ni PSOE”

Los grupos que promovieron la manifestación del 15-M comparten la fobia al bipartidismo pero no todos descartan ir a votar

Carteles del 15m Puerta del Sol de Madrid.
Carteles del 15m Puerta del Sol de Madrid.

“Somos la generación ni ni, pero de ni PP, ni PSOE”, apunta Fabio Cortese, uno de los miembros de Juventud sin Futuro, la plataforma que nació en el entorno universitario y que el 7 de abril organizó una marcha en Madrid contra la crisis. Aquella movilización fue preludio de las protestas a las que se sumaron y que sacaron a miles de personas a la calle en decenas de ciudades el domingo 15m, a siete días de las elecciones locales que posiblemente cambien el mapa del poder en España. ¿Irán a votar? Es la gran duda. Y si lo hacen, ¿por quién? La heterogeneidad es posiblemente una de las características del incipiente movimiento, pero algunos fragmentos del manifiesto que se leyó al final dan pistas: “Unos nos consideramos más progresistas, otros más conservadores”, “La democracia parte del pueblo, así que el Gobierno debe ser del pueblo. Sin embargo en este país la mayor parte de la clase política ni siquiera nos escucha”.

Cortese asegura que Juventud sin Futuro no tienen una postura definida respecto a lo que harán sus miembros. Lo que sí tienen claro es que no apoyan el bipartidismo actual (socialistas o populares gobiernan España desde 1982). El manifiesto criticaba la  “partitocrática encabezada por las inamovibles siglas del PPSOE”. Este estudiante de Derecho aclara el motivo: “Estos partidos están supeditados a los dictados de la élite económica”. Es una crítica que comparte la plataforma Democracia real Ya!, convocante de la protesta que tanto ha sorprendido. Ellos no pedirá el voto para ningún partido. “No tenemos ninguna postura: ni pedimos la abstención ni nos decantamos por ninguna formación”, explica el abogado Fabio Gándara, de 26 años, uno de sus impulsores.

Gándara, no obstante, condena el “bipartidismo que deja fuera a los pequeños”, y define su plataforma como “progresista y antineoliberal”. Explica que se nutren ideológicamente del movimiento antiglobalización internacional ATTAC y o del Partido Anticapitalista francés de Olivier Besancenot (5% en las elecciones europeas).

Pero no solo los jóvenes salieron a la calle a protestar el domingo. Otra de las asociaciones que se adhirieron a la manifestación del domingo fue la Plataforma de Afectados por la hipoteca. “No hay una posición clara de la plataforma, pero sí que tenemos partidos favoritos, sobre todo aquellos que se preocupan por el tema de la vivienda y más los que se preocupan por el problema de las hipotecas”, apunta Chema Ruiz, de 37 años, portavoz del grupo de Madrid, que nació hace tres meses.

el Gobierno debe ser del pueblo pero la mayor parte de la clase política ni siquiera nos escucha”

El movimiento No les votes, muy activo en Internet, nació una semana después de la aprobación de la Ley Sinde contra las descargas ilegales. Insta a no votar a los partidos que la apoyaron: el PSOE, el PP y CiU. Aquello no solo tenía que ver con la nueva norma, era “la cristalización de una frustración”, la de “los partidos que gobiernan contra los intereses de sus ciudadanos”, explica Enrique Dans, profesor de Sistemas de Información y uno de sus promotores más activos. De todos modos, aboga por “ir a votar, por no quedarse en la abstención o en el voto en blanco ni en el voto nulo, que en un momento puede ser liberador”. Opciones todas que, al final, benefician a los grandes. A la pregunta de si es IU la respuesta, Dans replica: “Es una posibilidades, pero una plataforma de este tipo lo que hace es animarte a repensar tu voto”.

Estos partidos están supeditados a los dictados de la élite económica”.

“¡Qué obsesión! A todos les interesa ahora si van a votar y a quién”, dice de entrada Víctor Sampedro, catedrático de Comunicación Política y Opinión Pública de la Universidad pública Rey Juan Carlos. Está convencido de que el movimiento 15m “va mucho más allá”. Explica que el lema de la marcha ya lo dice: "sin techo, sin trabajo, sin pensión, sin miedo". Sampedro detalla que primero fueron víctimas de las nuevas hipotecas, que suponen "una mordaza económica", luego de la crisis, puesto que "el 90% de los empleos destruidos eran desempeñados por jóvenes de 18 a 35 años e inmigrantes" y, después, de los recortes de cobertura social. “Y ahora, que ya no tienen nada que perder, han perdido el miedo”.Otros movimientos les precedieron. Recomienda recordar la plataforma del 0,7%, el porcentaje necesario para sacar a los pobres de la pobreza, de mediados de los noventa o ya en la era de los móviles, las movilizaciones del 13-M, tras el atentado del 11-M y en vísperas de las elcciones que dieron a Zapatero su primera victoria.

Este experto opina que los manifestantes del domingo engrosarán “las filas de la abstención. Porque no existe un partido con una estructura organizativa  pegada a la calle, a los institutos”. Opina que sus mayores han pervertido conceptos como democracia, solidaridad o igualdad y que han tratado a esta generación de jóvenes siempre con “paternalismo o represión. Por cierto, tras la manifestación, hubo muchos detenidos”.