ENTREVISTA: JAVIER MAROTO Candidato del PP

"Si no soy el más votado no seré alcalde"

Maroto llegó a la política desde la empresa y desde 2008 es portavoz del grupo municipal del PP

Mariano Rajoy y Javier Maroto en un acto de campaña en Vitoria.
Mariano Rajoy y Javier Maroto en un acto de campaña en Vitoria.RAFA RIVAS

Javier Maroto (Vitoria, 1972) se enorgullece de haber llegado a la política desde la empresa. Licenciado en Económicas y Empresariales por Deusto, trabajó en varias empresas vinculadas a las nuevas tecnologías hasta que en 1999 se sumó al equipo con que Alfonso Alonso llegó a la alcaldía de Vitoria. Con Alonso fue ocho años (1999-2007) concejal de Hacienda. Desde 2008, es portavoz del grupo municipal del PP.

Gobernar Vitoria es uno de los objetivos mayores del PP el 22-M.

Pregunta. No le dejarán fallar.

Respuesta. Sobre todo, porque hay mucha gente que lo está pasando mal y toca cambio. Vitoria necesita un cambio y me lo van a exigir los vitorianos.

Elevar el periodo de empadronamiento para las ayudas sociales es un clamor

P. Dice que no le da miedo ningún pacto. A sus votantes, igual sí.

R. No soy partidario de hablar de acuerdos poselectorales, muchísimo menos antes de que se pronuncien los votantes. La manera de votar de los vitorianos siempre hace que haya tres fuerzas principales, y estamos necesitados de entendernos, porque cuando hay pacto las cosas funcionan. Hay proyectos en Vitoria que se hicieron cuando gobernaba el PP porque hubo esos acuerdos. El más importante de todos, el acuerdo de vivienda, se hizo con el PSE y con el PNV. Ahora la prioridad es el empleo.

P. ¿Se ve pactando con Patxi Lazcoz, con quien ha mantenido muy duros desencuentros?

R. Hemos mantenido dos principales: por las permanentes subidas de impuestos, en un 18%, y por el auditorio, donde se han puesto de manifiesto cómo no se deben hacer las cosas. Sin embargo, en otros asuntos hemos buscado mucho más el acuerdo.

P. ¿Y con Gorka Urtaran, a cuyo partido, el PNV, ustedes han vinculado al caso De Miguel?

R. Gorka Urtaran era de mi colegio; su madre, María Jesús Aguirre, es una política de raza, y espero que su hijo lo haya heredado. Urtaran ha demostrado coraje para decirle al PNV que hasta aquí hemos llegado con lo del auditorio. Le doy la oportunidad de que después del 22-M me ayude a resolver este asunto.

Más información

P. ¿Si el PP no gobierna Vitoria o Álava se quedará Patxi López sin su socio preferente?

R. Creo que el PP de Vitoria va a ganar las elecciones, creo que también lo va a hacer en Álava. Los tres principales candidatos hemos anunciado que solo seremos alcaldes si somos la lista más votada. Es una buena decisión. Espero que además de decirlo lo cumplan. Si el PP es la lista más votada, habrá un alcalde del PP; si no es la lista más votada, no habrá un alcalde del PP, así de claro.

P. Promete menos impuestos. ¿Cuáles? ¿Cuánto?

R. No se puede pedir un esfuerzo adicional a quienes tienen el bolsillo bastante rascado. Vamos a tratar de redistribuir todos los ingresos del Ayuntamiento. Muchas veces la clave es buscar otros ingresos distintos de los fiscales.

P. ¿Qué gastos recortará?

R. Hay que replantear muchos gastos superfluos. Los vitorianos no entienden que en crisis haya gastos como contratar a un ingeniero por un millón de dólares para hacer una maqueta o pagar 300.000 euros a una empresa para que nos diseñe un logotipo de ciudad que no ha sido promocionado. La gente quiere que el Ayuntamiento haga lo mismo que las familias, autónomos y comerciantes: apretarse el cinturón.

P. ¿Suprimirá servicios municipales?

R. Reordenaremos algunos, en función de cómo encontremos las cuentas del Ayuntamiento.

P. Usted llegó a la política desde el sector privado. ¿Hay que gestionar un Ayuntamiento como una empresa?

R. Eso he puesto en mi web y me han criticado. Creo sinceramente que es muy conveniente que quien va a ejercer la política haya trabajado antes en una empresa privada. Ninguno de mis competidores lo ha hecho, y es una dificultad, porque pierden contacto con la realidad.

P. ¿Sobran trabajadores municipales?

R. No.

P. Ha convertido el endurecimiento de las ayudas sociales en bandera de su programa.

R. Es necesario abrir ese discurso. Lo que más me disgusta de haberlo hecho es la respuesta de los otros dos candidatos, uno diciendo que no hay que tocar nada y el otro que no existe el fraude. Los vitorianos son solidarios; lo que no toleran es el fraude. Vitoria es la ciudad que más ayudas sociales concede en el conjunto de España, lo que genera un efecto llamada, que es un hecho objetivo. Voy a exigir que se eleve a cinco años como mínimo el periodo de empadronamiento porque es un clamor social evidente.

P. ¿Hacen falta más policías en las calles?

R. Sí, no solo más, sino más motivados y mejor organizados, especialmente las unidades contra la delincuencia organizada.

P. Lazcoz le ha acusado de querer "contaminar la ciudad de racismo y xenofobia".

R. No sé por qué. Esa crítica demuestra su nerviosismo porque quizá se está dando cuenta ahora de que en cuatro años se le ha ido de las manos el tema de las ayudas sociales.

P. ¿Qué hay que hacer con el auditorio?

R. Más del 80% de la población de Vitoria no concibe que la prioridad de un gobierno durante cuatro años haya sido construirse un palacio a la vez que había recortes de nóminas y recortes sociales. El problema no es auditorio sí o no, sino que no puedes hacer una inversión si no tienes dinero. Vamos a poner orden en lo económico y, sin que cueste un céntimo de compensación a las empresas afectadas, revisar el expediente.

Sobre la firma

Es Redactor Jefe de la Unidad de Edición y responsable de Cierre. Ha desarrollado toda su carrera profesional en EL PAÍS, donde ha trabajado en las secciones de Nacional y Mesa de Cierre y en las delegaciones de Andalucía y País Vasco.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción