Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Coalición Canaria, de nuevo la llave del gobierno canario

Los nacionalistas confían en revalidar los resultados de 2007 y pactar con PSOE o PP

El candidato de Coalición canaria, Paulino Rivero. Ampliar foto
El candidato de Coalición canaria, Paulino Rivero.

Los nacionalistas se presentan a los comicios electorales del próximo 22 de mayo con el apoyo del Partido Nacionalista Canario (PNC) y Centro Canario Nacionalista (CCN). El candidato, Paulino Rivero, espera revalidar los resultados electorales de 2007 con la tranquilidad de ser consciente de que, por las características del sistema electoral canario, la llave de gobierno dependerá de los nacionalistas a no ser que se materialice un posible pacto “a la vasca” entre el PSC- PSOE y Partido Popular.

Precisamente, el PP fue compañero de viaje en la presenta legislatura, hasta que, el candidato popular, José Manuel Soria decidiera unilaterlamente romper el pacto de gobierno el pasado mes de octubre tras los acuerdos alcanzados por Rivero con José Luís Rodríguez Zapatero que permitieron el apoyo de los nacionalistas canarios para la aprobación de los presupuesto del estado. 

Desde las filas nacionalistas aseveran que no les preocupan ni el PSC-PSOE ni el PP ya que siempre tendrán la posibilidad de establecer un pacto que les permita gobernar aunque no consigan la mayoría de los votos. De hecho, en las anteriores elecciones Coalición Canaria obtuvo un total de 19 escaños, lo que suponía la tercera fuerza del Archipiélago lo que no fue obstáculo para que, tras un pacto con el PP Paulino Rivero se invistiese como presidente, en detrimento del socialista, Juan Fernando López Aguilar, quien lideró la lista más votada en  Canarias.

Todas las encuestas sitúan a Coalición Canaria, nuevamente, como la tercera fuerza en las islas experimentando una merma en al menos dos escaños. Así, en una encuesta realizada por Demométrica, que ha sido difundida por la ACN Press, de los 60 diputados que conforman el parlamento de Canarias, CC pasaría de 19 escaños a 17. En este sentido, la opinión más generalizada durante la campaña electoral en Canarias es que el Partido Popular obtendría el mayor número de votos  a expensas de una derrota de los socialistas y su líder, José Miguel Pérez, que podría perder hasta nueve diputados debido a la subida de los populares en el ámbito nacional. Sin embargo en virtud de la Ley D´Hont  los escaños de los populares podrían verse mermados.

Por otra parte, Coalición Canaria podría verse afectada por la escisión de su formación del que fuera presidente y antiguo socio de partido, Román Rodríguez, quien concurre a los comicios bajo las siglas de Nueva Canaria (NC) junto con Socialistas por Tenerife, Izquierda Unina Canaria (IUC) y Los Verdes. Rodríguez, con un apoyo notable en la isla de Gran Canaria, podría obtener hasta seis diputados.

Cábalas insulares y municipales

En las circunscripciones insulares, Coalición Canaria obtendría un mayor beneficio en el granero tradicional de votos, Tenerife. Allí, no obtendría la mayoría absoluta en el Cabildo de Tenerife y el  Ayuntamiento de Santa Cruz pero se mantendría como la fuerza más votada.  En el caso de Gran Canaria tanto en el Cabildo como en el Ayuntamiento de Las Palmas, Coalición Canaria acusaría la salida de Nueva Canaria de la coalición. Esta última fuerza obtendría unos buenos resultados en detrimento del PSC-PSOE que bajaría en votos en relación al partido Popular.

Con todo, Coalición Canaria cuenta con favorecerse de la batalla de resultados entre PSC-PSOE y PP para poder volver a conformar gobierno mediante un pacto. Por el momento, el candidato nacionalista, Paulino Rivero, no descarta ningún pacto en función de los resultados del próximo 22 M