Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BNG lleva a Estrasburgo la protesta contra la reapertura de la ría coruñesa

En Bruselas ya hay un proceso por la escasa calidad de las aguas de la ría coruñesa de O Burgo

Ya hay un procedimiento de infracción abierto en Bruselas contra el Estado español por la escasa calidad de las aguas de la ría coruñesa de O Burgo. Y en septiembre la Comisión de Peticiones del Parlamento europeo tendrá sobre la mesa otras dos denuncias, remitidas por la Cofradía de Pescadores de A Coruña y la Plataforma en defensa de la Ría, por el incumplimiento de la directiva europea que obliga a preservar la calidad de las aguas y su riqueza en moluscos.

El Bloque Nacionalista Galego, a través de su representante en Bruselas, Ana Miranda -que será eurodiputada a finales de 2011-, se ha movilizado para arropar a los profesionales de la pesca en A Coruña en su batalla por conseguir que se desarrolle un auténtico plan de saneamiento y regeneración de una ría rica en moluscos pero aún pasto de los continuos vertidos contaminantes.

Los nacionalistas intentarán que los representantes del Parlamento europeo, que decidirá si abre una investigación para determinar los incumplimientos de la legislación sobre aguas, visiten la ría para comprobar su estado. "No se trata de un capricho político", aseveró Miranda, "sino de conseguir un plan serio de regeneración y eliminación de vertidos para que sea productiva en las mejores condiciones".

Posición firme

Los mariscadores se mantienen firmes en su oposición a la reapertura a la extracción de la cara externa de la ría de O Burgo, una medida decretada a mediados de julio por la Xunta. El BNG, a través de la coalición en la que está integrado en el Parlamento europeo, llevará a representantes de la cofradía a explicar en Bruselas la situación de una ría que no deja de empeorar "por la dejadez política" de las autoridades estatales y autonómicas, insistió ayer Miranda, en rueda de prensa junto a representantes de la cofradía, de mariscadores y armadores de A Coruña.

La ría de O Burgo lleva tres años cerrada al marisqueo -sólo se puede extraer molusco destinado a cocederos- debido a los elevados niveles de bacterias coliformes de sus aguas. Pero en la cara externa, la Xunta decidió permitir faenar -el marisco se comercializará sólo tras pasar 48 horas en una depuradora- por mejorar los análisis continuos, unos resultados que contesta la Cofradía.