Columna
i

El trumpismo más allá de Trump

El personaje, ahora vencido por sus obstinados despropósitos y la resiliencia de las instituciones democráticas, dejará en breve las luces de la escena; pero la desestabilización encarnada y trabada por él sobrevivirá

Varios seguidores de Trump durante una manifestación el 6 de enero en Michigan.
Varios seguidores de Trump durante una manifestación el 6 de enero en Michigan.Paul Sancya / AP

Asombra, en el caso de la intrusión de Donald Trump en el escenario político, la extrema dificultad de definir su concepto. Todo se ha dicho sobre él, sin llegar a abrazar la polisemia del personaje. Sociópata, narcisista, reaccionario cínico, mentiroso compulsivo, provocador nato, manipulador criminal, partidario de la injusticia a escala mundial, fascista a lo Mussolini, y mil otras definiciones improbables y ciertas a la vez. Encarna la “tormenta perfecta”, eso sí, para un sistema democrático que es capaz de albergar en s...

Lo más visto en...

Top 50