Cartas al director
i

El acuerdo inalcanzable

Este país necesita de forma imperativa una Ley de Educación negociada, acordada, aceptada y aprobada por la inmensa mayoría de los partidos. Una ley que no quede al albur de quien gobierna, que tenga larga duración y que, con el consenso de todos, se vaya adaptando a las circunstancias que puedan surgir. Pero nuestros políticos parecen incapaces de alcanzar un acuerdo en materia tan trascendente. Supongo que no debe ser fácil lograrlo, pero Ángel Gabilondo estuvo a punto de conseguirlo.

Pedro de Leiva Hourqueigt. Santander (Cantabria)


Nunca estuvimos tan cerca de una Ley de Educación consensuada como cuando lo intentó Ángel Gabilondo; sobró el rechazo final del Partido Popular. Después de varias leyes, la Lomloe de Celaá emerge como otra arma de confrontación política. ¿Por qué no asumen PSOE y PP la gravedad de no tener nunca un plan educativo consensuado? ¿Y la UE? Emite directivas económicas, judiciales, agrícolas o de fronteras, ¿por qué no nos exige un plan educativo estable y consistente? Mientras tanto, a la vista de todos, somos un país que pierde en educación.

Ángel Andrés Villuendas. Barcelona


Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50