Dos y dos son cuatro casi siempre

Los errores aritméticos originan desinformación para los lectores y menor credibilidad para el diario

Al Pacino y Robert De Niro, en la película 'El irlandés'.
Al Pacino y Robert De Niro, en la película 'El irlandés'.

Un matemático lee el periódico es el título del famoso libro que el profesor John Allen Paulos (Denver, Colorado, 1945) publicó hace 25 años para demostrar que el mal uso y el desconocimiento de la aritmética distorsionan la economía, la política, el deporte y hasta la vida misma. En periodismo, obviar ese hecho se traduce en desinformación. Los perjudicados son los lectores, que almacenan una realidad falseada, y la prensa, que también pierde credibilidad por ese flanco.

El propio Paulos fue víctima del uso espurio de las matemáticas pese a ser un experto en la materia y perdió en bolsa 500.000 dólares (422.000 euros) por aplicar un mal modelo de cálculo a sus inversiones. Recuperó 300.000 (254.000 euros) con las ventas de su libro Un matemático invierte en bolsa, donde aclaró que no debe seguirse su ejemplo. Lo recordaba con humor en EL PAÍS hace cinco años y contaba que, aunque la gente se obceca con las excepciones, “la mayoría de las veces dos más dos sí suman cuatro”.

A los periodistas se nos olvida en ocasiones ese elemental principio y, por descuidos o ignorancia, difundimos datos erróneos que provocan la burla y el enfado de los lectores. Las quejas se han multiplicado desde que en esta sección se publicó en marzo la columna Periodistas contra las matemáticas. Rara es la semana que no llegan denuncias. Aquí van algunas del último mes.

El 11 de octubre dijimos en el suplemento Negocios que la demanda de carne en España “ha descendido un 12%” desde 2012, “pasando de 52 kilos por persona y año a los 45 kilos, de los que las carnes frescas suponen 32 kilos, 22 los productos elaborados y un kilo la carne congelada”. 32 + 22 + 1= 55, luego no habría descendido el consumo, sino que habría aumentado. El lector Javier Otazua escribió: “Esos fallos son impropios en un periódico de su categoría”. Así es.

Tres días después, contamos en un titular que en la ría de Arousa había una mancha de petróleo “equivalente a 15 campos de futbol”. Un campo de fútbol tiene de media 100 metros de largo y 70 de ancho; luego 100 x 70 x 15 = 105.000 metros cuadrados. Sin embargo, el texto añadía: “La mancha tiene un largo (sic) de kilómetro y medio y un ancho de 400 metros”. Al lector John Beaven no le encajaron los números. Con razón, porque 1.500 metros x 400 = 600.000 metros cuadrados, lo que quintuplica sobradamente la superficie de 15 campos de fútbol.

En un artículo sobre opciones para ver películas a mayor velocidad se decía el 21 de octubre:El Irlandés, que con sus 210 minutos puede verse reducida a 140, ni siquiera dos horas, habiendo…” José Ángel Estirado me escribió: “Todos sabemos que dos horas equivalente a 60 x 2 = 120 minutos”. Eso creíamos.

El pasado 28, contamos que los terrenos del monasterio de Oia (Pontevedra) y su complejo turístico ocupan 57.000 hectáreas. “Un error apreciable”, escribió el lector Luis Rodríguez, si se tiene en cuenta que el municipio entero tiene 8.300 hectáreas y la provincia, 449.500. Al día siguiente, este titular: España está a más de 20 puntos de Suecia en igualdad, pero el texto precisaba: Suecia “está casi 22 puntos por delante de España, con 83,8 puntos la primera y 72 en el caso español…” 83,8 - 72 = 11,8, muy lejos de los 20 del titular. La autora lo corrigió e incluyó una nítida fe de errores. Para entonces, el lector Francisco Quintana había comentado en la web: “Que las matemáticas no te estropeen un buen titular”.

Un día más tarde, la sección de Economía incluyó gráficos y textos sobre los Presupuestos Generales del Estado. El lector Bernardo Alonso lamentó algunas “incoherencias”. En un gráfico se indicaba que el presupuesto de la Casa Real no crecía, pero un texto adjunto se titulaba así: El dinero para la Casa del Rey aumentará el 6,9%. Asimismo, las partidas del Gobierno y las aportaciones europeas al Ministerio de Sanidad encerraban otras discrepancias, lo que llevó a Bernardo Alonso a recordarme esta publicidad del periódico: “Conocer los hechos y acceder a la información de calidad es más necesario que nunca”. El redactor jefe de Economía admite que informaciones con tanto dato y elaboradas a toda prisa generen “confusión” y promete más esfuerzos “para subsanar cualquier error”.

“EL PAÍS”, dice su Libro de estilo, “se esfuerza por presentar diariamente una información veraz, lo más completa posible, interesante, actual y de alta calidad”. Ese solemne principio incluye el elemental teorema de Allen: “La mayoría de las veces dos más dos sí suman cuatro”. Conviene tenerlo presente cada vez que mencionemos una cifra.

———————

defensor@elpais.es

El Defensor del Lector contesta

Fe de errores

En la versión inicial de este texto se indicaba que la superficie de Pontevedra es de 91.700 hectáreas, cuando la cifra correcta es 449.500.

Lo más visto en...

Top 50