Columna
i

Fuga de sesos

Nuestros representantes llevan años evitando tomar las dos medicinas amargas que nuestra sanidad requiere para sobrevivir: subir los impuestos y modernizar la gestión

Médicos Internos Residentes (MIR) se han manifestado frente al Departamento de Salud en Barcelona, el pasado 21 de septiembre.
Médicos Internos Residentes (MIR) se han manifestado frente al Departamento de Salud en Barcelona, el pasado 21 de septiembre.Albert Garcia / EL PAÍS

Tenías 18 años y querías ser médico. Eras buena estudiante y entraste en la facultad de tus sueños. Sumando la carrera y el MIR, el Estado español invirtió casi un cuarto de millón de euros en tu formación. Pero luego te hartaste de contratos precarios y ahora son pacientes alemanes, británicos o noruegos los que se benefician de tus conocimientos....

Lo más visto en...

Top 50