Cartas al director
i

Todos iguales

Los humanos, mucho antes de pertenecer a un colectivo concreto, somos ante todo personas. El día que la humanidad asuma esta evidencia y defienda a cada ser humano por el simple hecho de haber nacido habremos dado un paso definitivo para erradicar todos estos odios anacrónicos. Racismo, homofobia, xenofobia... son meras expresiones de un antiguo analfabetismo moral. Ese que nos llevaba a ver a nuestros semejantes como inferiores. Que la excusa sea el color de la piel, la orientación sexual o la procedencia es totalmente irrelevante. De hecho, la mayor inmoralidad de nuestro mundo no se ejerce contra estos colectivos, sino contra los millones de personas pobres que cada día se ven desposeídas de sus derechos más fundamentales. El policía que mató a George Floyd es hijo de ese mundo ignorante e insolidario que debemos abolir entre todos. Por esa causa también yo me arrodillo.

Pablo González Caballero. Boadilla del Monte (Madrid)

Lo más visto en...

Top 50