Columna
i

Ahora, la educación

Las familias han tomado conciencia de las fortalezas y debilidades del sistema

Aula de un instituto de enseñanza secundaria de Madrid, en una imagen de archivo.
Aula de un instituto de enseñanza secundaria de Madrid, en una imagen de archivo.CARLOS ROSILLO

Los profesores y las familias han tenido que improvisar para afrontar las consecuencias del cierre en marzo de los centros educativos. Con un trabajo en equipo digno de ser reconocido, se ha superado la falta de recursos con imaginación y dosis de voluntarismo para no dar por perdido el curso. El resultado logrado quizás no sea óptimo en términos académicos, pero nos deja algunos aprendizajes muy valiosos desde los que poder impulsar las reformas que nuestro sistema necesita sin dilación....

Lo más visto en...

Top 50