Columna
i

Jordan versus Krause

‘The Last Dance’, aun extraordinario, sirve como hermosa lección periodística a los de “las imágenes están ahí” y “a quién vas a creer, a lo que te dicen o a tus propios ojos”

Jerry Krause y Michael Jordan.
Jerry Krause y Michael Jordan.Chicago Tribune / ZUMAPRESS.com / Cordon Press

Si es impresionante que haya un dominador como Michael Jordan en una competición como la NBA, imaginen tener el privilegio de saber por qué. De eso va el estupendo The Last Dance, un documental sobre algo sabido que impresiona cada vez que se vuelve a saber: la obsesión enfermiza, devoradora y cruel, con uno mismo y con los demás, que hay detrás de cualquier hazaña deportiva sostenida en el tiempo. Por los episodios del reportaje, que emite Netflix, se cuela continuamente en un vestuario lleno de estrellas negras de dos metros, atléticas y guapas, rodeadas siempre de fans, un tipo contr...

Lo más visto en...

Top 50