Tribuna
i

El día en que reabrieron las librerías fue una fiesta

También hoy, en nuestras sociedades democráticas, los libros son espacios para la resistencia

Librería Beta, en Sevilla.
Librería Beta, en Sevilla.GARCÍA CORDERO

Cuando era niña, en la Praga comunista los lectores hacían largas colas delante de las librerías. No había tanta oferta de entretenimiento como en los países democráticos y la gente dedicaba mucho tiempo a la lectura. Cuando caminaba de mi casa al colegio, con frecuencia veía colas formándose ya antes de que abrieran las librerías....

Lo más visto en...

Top 50