Columna
i

Marxismo microbiano

Sin las epidemias no se entienden las caídas y los ascensos de grandes imperios desde Roma y Estados Unidos, pasando por el de Bonaparte

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el pasado jueves en la Casa Blanca.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el pasado jueves en la Casa Blanca.Alex Brandon / AP

Estamos avanzando. Penosamente. Dolorosamente, a la vista de las cifras trágicas, propias de una guerra. Pero avanzamos muy despacio, ayudados por los mismos métodos de aislamiento y distancia social que se han venido usando desde la más remota historia de las plagas. Y así será mientras no existan medicamentos que curen y vacunas que prevengan. Los avances diferenciales los proporcionan los datos y las proyecciones matemáticas. Sabemos con mayor precisión y antelación lo que antes tardaba años en conocerse, y esto nos permite corregir, planificar y mejorar....

Lo más visto en...

Top 50