Opinión
i

La rebelión de los gobernadores

Los gobernadores opositores y oficialistas por igual prefieren pedir más transferencias o adquirir deuda antes que recaudar más impuestos locales

David Gómez-Álvarez
Javier Corral, gobernador de Chihuahua y Enrique Alfaro, de Jalisco, en septiembre.
Javier Corral, gobernador de Chihuahua y Enrique Alfaro, de Jalisco, en septiembre.Cuartoscuro

Una tercera parte de los gobernadores de México se declaró en rebeldía. Los mandatarios estatales de la Alianza Federalista “cerraron filas” para oponerse a los recortes presupuestales del Gobierno federal. De forma simultánea, en las capitales de los estados se reunieron diversos actores locales —magistrados, diputados, alcaldes, rectores universitarios, dirigentes empresariales, activistas sociales, líderes sindicales y campesinos— para hacer pronunciamientos tan legítimos como disímbolos....