El gobernador de Texas afloja la presión en el caos que creó en la frontera con México

Greg Abbott anuncia con el gobernador del Estado mexicano de Nuevo León un acuerdo que desahoga solo uno de los cuatro puentes internacionales afectados

Varios camiones esperan en fila su ingreso a Estados Unidos desde Ciudad Juárez. En video, Caos en la frontera México-Texas por revisiones a transportistas.Foto: JOSé LUIS GONZÁLEZ (REUTERS) | Vídeo: Reuters

Greg Abbott, el gobernador de Texas, ha quitado este miércoles un poco de presión al ahorcamiento al que ha sometido a la frontera del Estado con México, un punto vital para el tránsito de personas y el comercio entre ambos países. El republicano impuso hace unos días, de forma unilateral, severas operaciones de revisión en los puentes fronterizos, por donde ruedan cada día miles de camiones con 9.000 millones de dólares de productos perecederos para el mercado estadounidense. El Gobierno mexicano ha alertado de que el protocolo “perjudica de forma importante” el flujo del comercio binacional y ha originado una réplica en protesta de camioneros mexicanos. La Casa Blanca se ha sumado al repudio, al considerar “innecesarias” las medidas, que están interrumpiendo las cadenas de suministros de la industria alimentaria y el sector automotriz.

Abbott, quien buscará reelegirse en noviembre próximo frente al demócrata Beto O’Rourke, es uno de los gobernadores más críticos con Joe Biden y se considera un allegado del expresidente Donald Trump. El 6 de abril puso en marcha operativos de revisión de la policía estatal en cuatro puentes fronterizos. Esto en respuesta a la decisión de Washington de suspender el Título 42, una medida instaurada por Trump durante la pandemia que permite a las autoridades federales regresar rápidamente a miles de migrantes que llegan de manera ilegal a territorio estadounidense. La Administración de Biden estima que la medida será levantada a finales de mayo.

La iniciativa de Abbott duplica tareas que ya hace el Gobierno federal. De hecho, los agentes locales no pueden revisar a fondo el transporte como sí lo pueden hacer las autoridades federales. Esto ha provocado retrasos de hasta cinco horas para muchos de los conductores de transportes de carga. El tránsito en esos puntos ha caído un 60%, ha informado este miércoles Jen Psaki, la portavoz de Biden. “Las acciones del gobernador están impactando el empleo de la gente y el estilo de vida de las familias trabajadoras”, ha señalado en un comunicado. La Secretaría de Relaciones Exteriores ha enviado una carta al mandatario local en la que se le pide buscar “alternativas que garanticen la seguridad” en la frontera “sin perjudicar al comercio binacional” y “restablecer plenamente el comercio”.

La presión ha surtido algo de efecto. Abbott firmó esta mañana un acuerdo con su homólogo del industrial Estado de Nuevo León, Samuel García, para facilitar el paso en uno de los cuatro puentes internacionales afectados, el que une Laredo (Texas) y Colombia (Nuevo León). En ese punto, los camioneros han esperado tres horas para un cruce que se hacía en 15 minutos antes de la iniciativa de Abbott.

El acuerdo exige al Gobierno de Samuel García hacer una revisión a los tráileres del lado mexicano a una distancia no mayor de 15 kilómetros de la línea. Los puntos de inspección de la policía estatal se mantienen, por el momento, en Tamaulipas, Coahuila y Chihuahua, los otros tres Estados con los que Texas tiene frontera y con los que Abbott asegura estar negociando.

La Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) calculó el lunes que se produjeron “retrasos de hasta 20 horas” en el cruce de camiones de carga y el flujo comercial cayó “más del 70%”. La organización ha criticado las condiciones “inhumanas” en las que deben esperar los operadores. Agrupaciones similares en Estados Unidos también han expresado su preocupación.

La Asociación de Productos Perecederos de EE UU asegura que el 80% de frutas y verduras sigue sin cruzar desde el viernes. Los camiones usan parte del diésel para mantener la refrigeración en sus cajas por seis o siete días, pero después de eso pueden llegar “daños catastróficos” a los productos del campo, señaló la presidenta de la organización, Lance Jungmeyer, en una carta fechada el 9 de abril.

El acuerdo anunciado esta mañana es apenas un respiro en un Estado que tiene 1.900 kilómetros de frontera y 28 cruces internacionales. En el ubicado en el condado de Pharr, el más importante para el comercio internacional, podían observarse 12 kilómetros de camiones formados en la espera. Los cálculos eran que entre 2.000 y 3.000 camiones aguardaban su ingreso desde la ciudad de Reynosa, Tamaulipas.

México fue en 2021 el principal socio comercial de Texas y el primer destino de exportaciones, con un flujo comercial de 442.000 millones de dólares, según la Cancillería mexicana. “Los comerciantes están perdiendo competitividad e ingresos considerables”, expresó Exteriores la noche del martes.

La Comisión Especial de Seguimiento a la Implementación del T-MEC del Senado mexicano ha manifestado su “profunda preocupación” por el impacto que pueda tener la medida en el comercio binacional. En un texto dirigido al Gobierno de Texas y firmado por 16 legisladores, la comisión ha asegurado que los vehículos que ingresan mercancías desde México hacia Estados Unidos “son inspeccionados eficaz y eficientemente” antes de cruzar la frontera. “Estas acciones adicionales solo congestionan los puentes internacionales en detrimento de las cadenas de suministro”, se lee.

Aún está por verse si la situación que creó en la frontera afecta a Abbott con vistas a las elecciones. Este lunes, su oponente demócrata grabó un mensaje que tenía como telón de fondo la larga fila de camiones en Laredo, que ha sido liberado esta mañana. “Esto que ven detrás de mí es la inflación”, dijo el aspirante, quien está siete puntos por detrás del gobernador republicano, de acuerdo con los sondeos. O’Rourke, no obstante, ha criticado a Biden por la decisión de levantar el Título 42 sin tener un plan de contingencia para los pueblos de la frontera, que se han visto afectados por la ola de inmigrantes más nutrida en décadas. Las crisis se multiplican en una intensa frontera común.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS