Elecciones EE UU

Kamala Harris busca movilizar el voto afroamericano en Florida: “Honremos a nuestros antepasados”

La candidata demócrata a la vicepresidencia critica la estrategia de Trump contra la pandemia y el riesgo que corre el seguro de salud asequible de Obama

Kamala Harris en el mitin en Miami este sábado.
Kamala Harris en el mitin en Miami este sábado.CHANDAN KHANNA / AFP

Cuando Kamala Harris se sube a un escenario con sus Converse blancas y agarra el micrófono, la campaña electoral de Estados Unidos se da un respiro. Entre los discursos rígidos de los demás candidatos (Donald Trump, Joe Biden y Mike Pence), la candidata demócrata a la vicepresidencia, de 56 años, se ha empeñado estos meses en dar una imagen de política diferente: “¿Qué pasa, Miami? ¿Vamos a hacer esto?”, ha preguntado a un centenar de seguidores al subirse a la tarima, en el primero de los mítines de este sábado en el sur de Florida. En su discurso ha apuntado directamente al votante afroamericano de esta ciudad, tradicionalmente con poca participación en las elecciones, y ha insistido: “Honremos a nuestros antepasados que lucharon por nuestro derecho al voto. Todo está en juego".

Frente al escenario de Harris en el campus de la Universidad Internacional de Florida, alrededor de unos 100 coches esperaban estacionados a un tipo de mitin que ha forzado la pandemia y que el Partido Demócrata ha convertido casi en su único tipo de acto de campaña. A estos eventos, restringidos al público y a gran parte de la prensa, solo acuden votantes demócratas con una invitación y protegidos por el Servicio Secreto. Los aplausos también se han visto sustituidos por estruendosos cláxones de las típicas camionetas tipo pick-up.

Entre los vehículos, decenas de partidarios hispanos del tándem Harris-Biden desayunaban arepas y escuchaban reguetón horas antes de que comenzara la intervención de la candidata. Entre ellos se encontraban también miembros de las hermandades universitarias de mujeres afroamericanas Delta Sigma Theta y Alpha Kappa Alpha, de la cual formó parte Harris en su época de estudiante. Es a ellas a quienes se ha dirigido la candidata especialmente: “Honremos a gente como el difunto John Lewis, que derramó su sangre en el puente Edmond Pettus para que pudiéramos votar. ¡Sé que os está escuchando!”, ha declarado Harris entre vítores. El congresista John Lewis, fallecido en julio a los 80 años, era el último símbolo de la generación de líderes negros que lanzaron la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos.

La comunidad afroamericana representa 30 millones de electores en todo el país y 2,2 millones en Florida, el 14,4% del electorado. El Estado sureño es uno de los más disputados en las elecciones porque aporta 29 de los 270 votos electorales que todo candidato necesita para ser presidente. Y las encuestas apuntan en esta ocasión a un resultado muy ajustado. Tanto Trump como Biden han insistido en la importancia de Florida para ganar las elecciones y en estos últimos días, movilizar a una comunidad tan numerosa para hacerse con todos los votos electorales del Estado puede resultar decisivo. Los hispanos, que son la minoría más amplia con 3,1 millones de electores (principalmente, de origen cubano y puertorriqueño), son también el grupo de votantes a quienes han apelado insistentemente Trump y Biden estos días.

“Hay una cuenta pendiente con la justicia racial en Estados Unidos desde hace mucho tiempo", ha mencionado Harris, que también ha lanzado un capote a su compañero en la campaña: “Pero Joe Biden ha estudiado la historia de nuestro país y puede decir con conocimiento de causa esta frase: Black Lives Matter”. La candidata ha visitado también otros puntos clave para la comunidad afroamericana en Florida, como Miami Gardens, al norte de la zona metropolitana de Miami, la ciudad del Estado con más población negra y una de las más importantes para la comunidad afroamericana en el país.

Además del tema racial, la candidata ha denunciado duramente el manejo que ha tenido Trump de la pandemia, un tema que ha afectado especialmente a Florida, con más de 16.000 muertes y 800.000 contagios. “Donald Trump sabía desde enero que ese virus mataría cinco veces más que la gripe. ¿Qué hizo él? Sí, hermana... Lo encubrió", ha respondido a sus seguidoras afroamericanas más próximas al escenario. También ha advertido de los riesgos que corre la ley sanitaria de Barack Obama si Trump gana esta elección, un tema que debe decidir la Suprema Corte el próximo día 16.


Suscríbase aquí a la newsletter sobre las elecciones en Estados Unidos

Más información