Mapas | Las tropas ucranias y rusas se enfrentan en los límites de Lugansk

Las fuerzas de Kiev controlan Bilohorivka, una pequeña población de la región separatista

Las tropas de Kiev mantienen los ataques sobre poblaciones controladas por las fuerzas rusas en el este de Ucrania. Los combates entre ambos contendientes se han sucedido en los últimos días, en una disputa por el control de territorios que se encuentran en los límites de Donetsk y Lugansk, las dos regiones orientales donde separatistas prorrusos, con apoyo de Moscú, proclamaron en 2014 sendas repúblicas populares independientes.

Las tropas ucranias han tomado el control de Bilohorivka, una pequeña población situada dentro de la región de Lugansk, según afirma el Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW) tras el visionado de vídeos en los que se observa a soldados ucranios. La zona es escenario de combates desde hace días, pero las imágenes le permiten a la organización dar por confirmadas las informaciones de ambos contendientes sobre el control ucranio de la población.

La pérdida del control del territorio por parte de Moscú desde que Ucrania inició una contraofensiva hace dos semanas ha llevado al presidente de Rusia, Vladímir Putin, a anunciar este miércoles la movilización parcial en el país, una medida tremendamente impopular entre los ciudadanos.

Las tropas rusas en el frente de Donbás intentan asegurar las posiciones defensivas ante el avance ucranio, para lo que también mantienen los ataques terrestres. Especialmente en los alrededores de las ciudades de Donetsk y Bakhmut, poblaciones de la región de Donetsk por las que pasa la línea que separa los territorios controlados por ambos contendientes.

La otra zona del país donde se suceden los combates es la región de Jersón, al sur, en manos rusas desde las primeras semanas de la ofensiva.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Días anteriores | 15 de septiembre

El ejército ucranio pretende extender la contraofensiva que puso en marcha hace ya casi 10 días a ciudades de las regiones de Donetsk y Lugansk, las dos regiones donde separatistas prorrusos, con apoyo de Moscú, proclamaron en 2014 sendas repúblicas populares independientes, según ha afirmado Oleksii Arestovych, uno de los asesores del presidente Volodímir Zelenski. El asesor indicó el miércoles en un vídeo que las tropas ucranias estaban intentando retomar la ciudad de Lyman, en Donetsk, a unos 175 kilómetros al sur de Járkov. “Ahora mismo se está produciendo un asalto a Lyman”, aseguró Arestovych. El colaborador del presidente ucranio anunció que sus tropas “están tratando de ganar territorio” también en la vecina Lugansk, ambas bajo control ruso. Varios blogeros militares que siguen la guerra han informado de que las fuerzas rusas se han defendido de los ataques ucranios en Lyman, según refiere el Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW)

La exitosa contraofensiva ejecutada en el noreste del país en la última semana ha permitido al ejército ucranio reconquistar cerca de 8.500 kilómetros cuadrados, según Kiev, desde el pasado 6 de septiembre. Las tropas siguen por su parte trabajando en la consolidación del control de las zonas recuperadas en los últimos días de la provincia de Járkov, en el noreste del país, según destaca la Inteligencia del Reino Unido este jueves.

El ISW considera que la reconquista de Izium, en la región de Járkov, ha asestado un duro golpe a la capacidad rusa de ejecutar ataques de artillería en la zona, pues se usaba como base para mantener la línea de defensa en la frontera de Donbás. La organización estadounidense estima que las fuerzas del Kremlin han sido incapaces de levantar una nueva línea de defensa desde la que mantener sus posiciones en la zona, y las unidades que quedan se han replegado en otros flancos.

El noroeste, sin embargo, no es la única zona de batalla entre ambos contendientes. Al sur, en la región de Jersón, bajo control del Kremlin desde los comienzos de la contienda, los combates también se suceden en los últimos días. La contraofensiva sostenida de las fuerzas ucranias en Jersón está dañando la capacidad de combate rusa en la zona, según afirma el ISW.

12 de septiembre | Ucrania asesta una “importante derrota” a Rusia en el este del país

La contraofensiva lanzada por Ucrania en los últimos días, que ha dado el mayor y más inesperado vuelco desde la invasión rusa del país el 24 de febrero, ha obligado a las fuerzas del Kremlin a abandonar sus posiciones en la región oriental de Járkov, que linda con Rusia y es la puerta de acceso al codiciado Donbás rusoparlante. Ucrania ha infligido una “importante derrota” a las tropas rusas con esta operación de contraataque, según afirma el Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW). Ante el avance ucranio, Moscú ha ordenado el repliegue de sus fuerzas de toda la región de Járkov al este del río Oskil, según la inteligencia británica, por lo que la retirada ha devuelto a las tropas invasoras a Donbás.

La orden de repliegue dictada por Rusia en los últimos días —la mayor desde la retirada de sus tropas de la periferia de Kiev en marzo— en varios puntos estratégicos de la franja oriental otorga un éxito militar sin parangón en la contraofensiva ucrania. La recuperación del control del enclave esencial de Izium asesta un duro golpe a las aspiraciones de Moscú de controlar Donetsk, una de las dos regiones separatistas que forman Donbás. Rusia se servía de Izium como localidad más occidental desde la que lanzar los ataques hacia Donetsk, según apunta el ISW. La organización estadounidense se hace eco de la última actualización del mapa del conflicto que mantiene el Ministerio de Defensa ruso, en el que se refleja la retirada de las tropas. El anuncio de Kiev de que pretendía plantar cara al invasor en Jersón, al sur del país, llevó al ejército ruso a desplazar tropas fuera de los lugares donde este fin de semana han golpeado los ucranios.

Las fuerzas rusas se han retirado precipitadamente, abunda el ISW, que menciona imágenes compartidas en redes sociales en las que se observan tanques y equipamiento militar abandonados en las cercanías de Izium, lo que indica que las fuerzas del Kremlin fueron incapaces de organizar una retirada coordinada. El Estado Mayor de Ucrania afirma que ha recuperado más de 20 pueblos y aldeas en el último día, aumentando el descontrol del repliegue. La línea de control ruso hace apenas una semana, marcada con una línea roja en el mapa que encabeza este texto, da una idea de la magnitud del repliegue del invasor en Ucrania.

La iniciativa ucrania permite al ejército de Kiev elegir dónde se desarrollarán las próximas batallas, salvo que Moscú encuentre una manera de recuperar la delantera, aventura el ISW. La contraofensiva, sin embargo, no acabará con la invasión, alerta la organización, pues Rusia terminará por levantar una nueva línea defensiva desde la que atacar de nuevo, con lo que la guerra es probable que se prolongue hasta el próximo año, según la organización estadounidense.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En