Un partido ecologista y liberal desbanca del poder en Eslovenia al populista de derechas Janez Jansa

Movimiento Libertad, una formación de nuevo cuño liderada por Robert Golob, se queda a cinco escaños de la mayoría absoluta, aunque los resultados de las formaciones de izquierdas le garantizan los apoyos suficientes

Robert Golob, líder de la oposición, habla con miembros y simpatizantes del Movimiento Libertad a través de un video, tras conocer los resultados de las elecciones legislativas en Eslovenia, el pasado domingo.
Robert Golob, líder de la oposición, habla con miembros y simpatizantes del Movimiento Libertad a través de un video, tras conocer los resultados de las elecciones legislativas en Eslovenia, el pasado domingo.DPA vía Europa Press (Europa Press)

El Movimiento Libertad (GS), un partido ecologista y liberal de nuevo cuño en Eslovenia, derrotó en las elecciones parlamentarias del pasado domingo a la formación del líder populista y de derechas Janez Jansa. El Partido Democrático (SDS) de Jansa, que no repetirá como primer ministro, obtuvo algo más del 24% de los votos, frente al GS, que alcanzó el 35% de los apoyos. La formación ganadora, liderada por Robert Golob, tendrá 41 escaños, 11 más que el SDS, según el recuento de la Comisión Electoral estatal del país. La participación en las elecciones fue del 70%, el nivel más alto desde el año 2000.

“La gente quiere cambio”, proclamó Golob, un antiguo directivo empresarial experto en energía de 55 años, durante su primer discurso. “Hoy bailamos, pero mañana comienza un nuevo día. Mañana comenzaremos a trabajar duro”, afirmó el líder ecologista, según la agencia Bloomberg.

La Asamblea Nacional de Eslovenia tiene un total de 90 escaños, por lo que el umbral de la mayoría absoluta se sitúa en 46, cinco más que los obtenidos por el GS. En su primera comparecencia tras conocer su victoria, Golob afirmó que las primeras conversaciones sobre la coalición de Gobierno se producirían en los próximos días, y que ni el SDS ni el partido Nueva Eslovenia (NSi), formaciones de derecha y centroderecha, —que lograron 27 y ocho escaños, respectivamente— están en la lista de partidos con los que el GS pretende reunirse en breve.

El partido socialdemócrata, socio del GS, obtuvo siete escaños, y la Izquierda, se hizo con cinco, por lo que todo apunta a que Golob contará con los socios suficientes para superar el umbral de los 46 parlamentarios. En consecuencia, Janez Jansa se verá obligado a abandonar el cargo de primer ministro, que ocupa desde 2020 y que también ostentó en otras dos ocasiones, entre los periodos de 2004 a 2008 y 2012 a 2013.

Según la Constitución, el Parlamento debe constituirse en el plazo de 20 días tras las elecciones, y el presidente del país debe proponer al futuro primer ministro en los 30 días siguientes. Conforme a estos plazos, el país debería tener un nuevo gobierno a comienzos de julio, aunque Golob sentenció anoche que “la situación en Eslovenia y el mundo es demasiado exigente para poderse permitir dos o tres meses antes de empezar a actuar”.

Tras el escrutinio, en una comparecencia pública, el primer ministro y líder del SDS, que ha sido fuertemente criticado por Bruselas, dio la enhorabuena a su adversario por los resultados y lamentó la falta de apoyo entre las formaciones afines a sus políticas. “No todos los partidos que trabajaron con la coalición de una forma u otra se unieron”, subrayó Janez Jansa. Sin embargo, aseguró que “el resultado da una imagen de una gran participación, que acogemos con beneplácito”, en alusión al partido que preside.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Asimismo, en su discurso, Jansa señaló que han igualado “el mejor resultado del partido en la historia” y han aumentado “significativamente” el número de votos electorales. “Gracias a todos los que trabajaron duro para estos resultados”, indicó el mandatario, en un mensaje recogido en la cuenta de Twitter del Partido Democrático.

El primer ministro también advirtió los retos que se vienen para quien tome las riendas del país, considerando sobre todo el clima de tensión en el continente por la invasión rusa a Ucrania. “Europa está preocupada por algunas orientaciones prorrusas. En Eslovenia, esta preocupación está justificada” señaló Jansa, quién destacó el peligro de la participación de los seguidores del Gobierno ruso en su país. “En Eslovenia, las personas que tienen las medallas ensangrentadas de Putin en el pecho caminan con orgullo y comentan sobre las elecciones”, indicó. Pese a estos peligros, el mandatario también dio un mensaje optimista sobre el futuro del país: “El nuevo Gobierno, sea el que sea, enfrenta muchos desafíos, pero durante este mandato se han sentado bases sólidas, y sobre estas bases se puede avanzar”.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS