Un estudiante de 18 años mata a tiros al menos a seis personas en una universidad en Rusia

El asesino, herido de gravedad durante su detención, ha muerto finalmente en el hospital

Miembros de los cuerpos de seguridad rusos en el escenario del tiroteo en la Universidad Estatal de Perm, Rusia, este lunes. En vídeo, imágenes de la detención y de la policía con pruebas.REUTERS-QUALITY (MAKSIM KIMERLING / REUTERS)

Un estudiante de 18 años ha asesinado este lunes a tiros a seis personas y herido al menos a otras 28 personas, según el Ministerio de Sanidad ruso, en la Universidad Estatal de Investigación de Perm, a 1.300 kilómetros al este de Moscú, en un nuevo ataque este año con un arma de fuego en Rusia. Las fuerzas de seguridad rusas han advertido de que están tratando todavía de determinar la cifra exacta de víctimas, por lo que estas podrían variar.

Más información

Según informa el Comité de Investigación de Rusia, la agencia de seguridad que se ocupa de investigar delitos especialmente graves en el país, ha revisado la cifra oficial de víctimas, que en un primer momento incluía ocho fallecidos, y ha elevado de 24 a 28 el total de heridos. El pistolero resultó gravemente herido durante su arresto y, según varios medios locales, acabó muriendo horas más tarde en el hospital. Poco después de producirse el suceso, una portavoz de la universidad, Natalia Pechishcheva, había informado a la agencia Reuters de que el pistolero había sido abatido en el lugar del ataque, donde algunas imágenes mostraron su cuerpo que yacía ensangrentado en el suelo. Posteriormente la institución desmintió esta información.

El pistolero ha sido identificado como Timur Bekmansurov, nacido en 2003 y estudiante de Ciencias Forenses en la Facultad de Derecho de esa misma universidad. Poco antes del ataque, la red social rusa Vkontakte bloqueó la cuenta de este joven de 18 años para evitar difundir un mensaje que mostraba una foto suya ataviado con el casco y el rifle de caza con los que irrumpió en el campus, según ha informado la plataforma a la agencia Ria Novosti.

Unas imágenes publicadas por el Canal 4 muestran su llegada a la universidad y las escenas de pánico desatadas por el ataque, durante el que numerosas personas trataron de huir saltando por las ventanas de los edificios. “Éramos unas 60 personas en el aula. Cerramos la puerta y nos atrincheramos con sillas”, explicó el estudiante Semión Karyakin a Reuters. Tras conocerse el incidente, al lugar del suceso se trasladaron los taxistas de la ciudad para ayudar a evacuar a los estudiantes.

La universidad ha criticado que los servicios de emergencia tardaran en responder a sus peticiones de auxilio. El vigilante del recinto no llegó a apretar el llamado botón del pánico -lo que hubiera alertado del ataque a los cuerpos de seguridad- debido a que fue una de las primeras víctimas al ser sorprendido por el pistolero.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Bekmansurov, el autor del ataque, obtuvo su arma, una escopeta Huglu Atrox T con cartuchos del calibre 12/76, de forma legal, confirmó una fuente de los servicios médicos de la región a la agencia Interfax: “Se sometió a un examen médico general, incluido el test psiquiátrico y de narcóticos, y obtuvo la aprobación”, un extremo confirmado por el propio asesino que se jactó en sus redes sociales de que “había sido fácil” obtenerla.

“Necesitas hacer un test de personalidad, es largo, unas 500 preguntas’”, me dijo [el funcionario]. Me pidió que regresara en un par de días. Al regresar a casa no fue difícil encontrar la prueba, leer los criterios de evaluación y aprobarla un par de docenas de veces el fin de semana”, relató el atacante en su publicación en la red social. El texto explica cómo preparó el ataque. “No sé si terminar yo [se refería a quitarse la vida] o dejar que lo hagan los policías. La segunda opción sería más divertida”, explica. Y prosigue: “No puedo descartar el hecho de que sea detenido. ¡Ja!, entonces sería un perdedor”.

“Lo que ha pasado no es un ataque terrorista (al menos desde mi punto de vista legal)”, dejó también escrito Bekmansurov, que en el texto se refiere a sí mismo en pasado. “[Yo] No era miembro de organizaciones extremistas, ni religioso ni antipolítico”, agregó al inicio de su mensaje. El atacante, que afirmaba que pensó en sus acciones “durante muchos años”, explicaba que empezó a ahorrar años antes para comprar un arma: “Para mí no tenía importancia cómo hacerlo, usaría un arma, un coche, o posiblemente una bomba o un cuchillo. Me decanté por el arma solo porque soy bueno disparando, especialmente tras ver los resultados de mis compañeros hace dos años en clases de tiro. Lamentables”.

Rusia aplica estrictas restricciones a la posesión de armas de fuego por parte de civiles, pero algunas categorías de armas se pueden comprar para la caza, la defensa personal o el uso deportivo, una vez que los aspirantes a propietarios han superado ciertas pruebas y cumplido otros requisitos que prevé la ley.

Esta no es la primera tragedia con armas de fuego que ocurre en Rusia este año. El pasado 11 de mayo siete niños y dos profesores fueron asesinados en un colegio de Kazán, en la república de Tatarstán, por otro joven de 19 años que también había obtenido un arma de fuego legalmente. El presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó tras aquella tragedia que se prohibiese la venta de armas de caza y de cañón largo a menores de 21 años. Sin embargo, la ley no entrará en vigor hasta 2022.

Las autoridades han declarado el estado de emergencia y tres universidades de Perm han cerrado sus puertas esta jornada. Además del tiroteo ocurrido en la universidad, la Guardia Nacional también se desplazó a un supermercado tras la publicación de algunos rumores falsos en las redes sociales. En aquel lugar no sucedió nada, según constató un periodista del medio 59.

La ciudad ha compartido su dolor con las víctimas. “Deseo a todas las víctimas fuerza, paciencia, la ayuda de Dios y una pronta recuperación”, escribió el director de la diócesis ortodoxa de Perm. “Zvezdá 2005 F. C. expresa sus condolencias y su apoyo a todas las familias de las víctimas”, publicó por su parte el club de fútbol femenino de la ciudad.

El presidente ruso, Vladímir Putin, también ha enviado sus condolencias a las víctimas y a sus familias. Por su parte, el primer ministro, Mijáil Mishustin, ordenó a los ministros de Salud, de Ciencia y de Educación que volasen urgentemente a Perm, cerca de los Urales, para abordar en el terreno la tragedia. A la ciudad también ha sido enviado un avión desde Moscú con ayuda médica. Este tiroteo ha tenido lugar al día siguiente de la última jornada de las elecciones parlamentarias en Rusia de este fin de semana, en las que el partido que apoya al presidente Vladímir Putin, Rusia Unida, ha revalidado su mayoría en la Duma rusa.



Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción